Contact Information

Amado Boudou volvió a Comodoro Py y después de 70 días en prisión, lo hizo en libertad. Fue después que la sala de feria de la Cámara Federal porteña le otorgó la excarcelación en las dos causas donde el juez Ariel Lijo le había dictado la prisión preventiva.
Así, a semanas de que nazcan sus hijos, el ex vicepresidente dejó el Penal de Ezeiza y esta mañana se presentó en los tribunales de Retiro para firmar el acta en la que jura estar a derecho en las causas que se encuentran en trámite y recuperar su documento de identidad.

Al salir dialogó con la prensa, dijo que "miedo no tengo de nada, salvo de Dios", cuando se le consultó si tenía temor de quedar detenido nuevamente. Habló de la prisión preventiva, de la supuesta persecución política hacia los kirchneristas, del juicio por Ciccone y de Alejandro Vandenbroele.
 
A las 8.45 de jeans, zapatillas y camisa negra de manga corta, Boudou llegó a los tribunales de Retiro. Sentado del lado del acompañante en la camioneta Peugeot, el ex vice tomando mate, se mostró tranquilo y reiteró que todo responde a una "persecución política".


Acompañado por su abogado Eduardo Durañona, se dirigió al tercer piso de Comodoro Py donde se encuentra el juzgado del juez Ariel Lijo, allí firmó el acta de la caución juratoria que le fijó la Cámara federal porteña al otorgarle la libertad y recuperó su documento de identidad.
En tono calmado, habló a la salida de los tribunales. Recuperó la libertad después de dos meses en la cárcel, sin embargo tiene varias causas en proceso entre ellas el juicio oral por la compra de la ex Calcográfica Ciccone donde se lo acusa de cohecho y negociaciones incompatibles.
Al ser consultado si temía volver a prisión en el marco de otro expediente, señaló: "Miedo no tengo de nada salvo de Dios, y ahora voy a vivir algo muy lindo que te llena de temores que es ser padre. Miedo yo no tengo, y estoy convencido de todo lo que hice y estoy convencido que estas causas tiene que ver con otras cuestiones".
Se refirió en este punto a que las causas judiciales responden a algo "político". Y añadió: "Hoy se está persiguiendo al kirchnerismo, pasado mañana tal vez se persigue a otro. Es una cuestión de toda la sociedad”.
 
Sin contar si se comunicó con la ex presidenta el último tiempo, Boudou planteó que siente "mucho orgullo de Néstor, de Cristina, de nuestro gobierno, de los compañeros y compañeras y en especial un fuerte mensaje contra esta nueva institución que es la prisión preventiva".