Contact Information

José María Campagnoli, el primer fiscal federal en investigar a Lázaro Báez, se mostró complacido por la detención del empresario k “detrás de la rosadita estaba Báez”, afirmó.

“Si Lázaro no es el responsable último es uno de los principales, no hay ninguna duda. SGI estaba controlada por una sociedad propiedad de Báez. Solo tuvimos la causa un mes y detectamos un movimiento de 65 millones de dólares”, declaró.

Para el fiscal “la justicia maduró” luego de la salida del poder de Cristina Fernández “estos cambios que se están viviendo llevan mucha tranquilidad a los magistrados. Desde la presidencia se está diciendo “hagan lo que tengan que hacer, ni a favor ni en contra”, afirmó el fiscal.

Campagnoli,  que sufrió presiones durante la gestión kirchnerista por querer investigar casos que comprometían al poder político, opinó positivamente sobre las palabras del presidente de la Corte Suprema Ricardo Lorenzetti  que llamó ayer a fortalecer las pesquisas en casos de corrupción “está bueno que la autoridad máxima del poder judicial de una señal importante frente a los magistrados”, concluyó.