Contact Information

 El fiscal de instrucción José María Campagnoli confesó hoy que aceptaría el cargo de Procurador General de la Nación, tras la renuncia de Alejandra Gils Carbó, aunque aclaró: "No hubo ningún ofrecimiento".
"Por supuesto que si a las autoridades de la República les parece que puedo servir con lealtad y patriotismo al cargo sería un gran honor, pero también un deber dado que la cantidad de gente que me apoyó me permitió volver a la Fiscalía de Saavedra después del juicio político y la suspensión", expresó Campagnoli.
Sin embargo, aclaró: "No hubo ningún ofrecimiento del cargo de Procurador General de la Nación, pero si existiese lo analizaría". 

Además, el fiscal consideró que "es necesario dar una gran discusión en tema judicial, porque está claro que existe una Justicia que no conforma a nadie" y agregó: "Los jueces y fiscales deben ser apartidarios, o por lo menos no practicar militancia con ningún partido político".
En ese sentido, en diálogo con Delta, consideró que Gils Carbó "demostró su afinidad con el gobierno anterior y promovió persecución, disciplinamiento y designación a dedo de fiscales".
En tanto, aseguró que su renuncia lo "tomó por sorpresa" y aclaró que no le produjo "ni alegría ni tristeza".