Contact Information

La ex presidenta Cristina Fernández apelo hoy la caución de 150 mil pesos que le impuso el juez federal Claudio Bonadio para dejarla salir del país, afirmó que esa medida cumple con "los sueños" de los medios de comunicación y el gobierno de Mauricio Macri, y le pidió a la Cámara Federal que resuelva su planteo de manera urgente, ante la inminencia del viaje.
"Salta a la vista que estamos en presencia de una nueva arbitrariedad, coherente y compatible con el trámite se le ha impreso a estas actuaciones", sostuvo la ex presidenta en su planteo ante la Sala I de la Cámara Federal, a cargo de los jueces Eduardo Freiler, Jorge Ballestero y Leopoldo Bruglia.
Ayer, Bonadio decidió poner una caución de 150 mil pesos a la ex presidente y otra suma igual a su hija Florencia, procesadas ambas como jefas de una asociación ilícita en el marco de la causa Los Sauces. 

Hoy, en tanto, el fiscal Carlos Rivolo pidió informes a las universidades donde la ex presidenta aludió que iba a estar en su viaje a Europa al tomar conocimiento de que su nombre no aparecía en los paneles oficiales de esas convocatorias.
La defensa apeló hoy la caución impuesta y Cristina Fernández advirtió que "resulta increíble" que se considere que la suma impuesta constituye un "elemento disuasivo suficiente" para evitar que la ex Presidenta de la Nación se fugue del país" y resalto que la ex jefa de Estado "ya tiene embargado prácticamente todo su patrimonio, se encuentra inhibida, se han bloqueado sus cuentas e incluso se llegó al exceso de prohibirle operar con tarjetas de crédito".
"Nada de ello y otras arbitrariedades aún mucho más graves han modificado su decisión de permanecer a derecho y seguir cumpliendo con todas sus obligaciones procesales. En otras palabras, existen medidas cautelares ya trabadas inconmensurablemente superiores que ponen en evidencia que esta nueva medida resulta totalmente innecesaria y nada tiene que ver con la supuesta finalidad que se invoca".
La defensa de Carlos Beraldi también sostuvo que "hace unos pocos días -en esta misma causa- el magistrado autorizó a otro de los procesados, al que acusa de formar parte de la asociación ilícita" como contratista del Estado, a salir del país y tampoco exigió la previa constitución de ninguna clase de caución ni la presentación personal dentro de las 48hs de retornar al país". "Ergo, se vulnera de manera clara el principio de igualdad ante la ley, pues se brinda un trato desigual a personas que se encuentran en la misma situación procesal y han demostrado el mismo nivel de arraigo en el país y sujeción al proceso", dijo.
A su criterio, "el juez Bonadío hace gala nuevamente de su afán persecutorio y animosidad manifiesta hacia mi representada, cuando sin razón ni fundamento alguno impone una medida sin relevancia o consecuencia jurídica y con el solo objeto de humillarla y de darle títulos a los diarios para que continúen con su campaña mediática de difamación".
"La noticia no debe ser que fue invitada y autorizada a viajar a prestigiosas instituciones, sino que le impusieron una caución real de $150.000. Como se advierte, se trata de dar trámite a esta causa cumpliendo a rajatablas con los deseos de los dueños de los medios de comunicación y el gobierno de Mauricio Macri", advirtió.
Y remarcó que "para peor, la decisión impugnada ha sido dictada por un juez que ya se declaró incompetente para seguir entendiendo en la causa, no obstante lo cual sigue adoptando medidas que revelan su actitud de venganza y revanchismo personal hacia mi defendida." La defensa reclamó que la Cámara se pronuncie "en forma inmediata y atento lo exiguo de los plazos pendientes" teniendo en cuenta que el viaje esta pre