Contact Information

El detenido ex jefe del SOMU Omar "Caballo" Suárez acusó al líder del gremio de Camioneros, Hugo Moyano, de haberle armado "una cama" que lo confinó en prisión, por la "ambición" de querer "quedarse" con el control del sindicato marítimo.
Además, dijo tener seguridad de que lo van a "matar" y apuntó contra "empresarios" dueños de la agencia marítima Meridian, denunciantes de la megacausa en la que quedó preso, a los que incluso responsabilizó por el cobro al Estado de "sobrecostos" en la importación de gas durante el kirchnerismo.
Asimismo, minimizó su relación política con la ex presidenta Cristina Fernández, al sostener que "nunca" formó parte "de la mesa grande ni de la chica" del Frente para al Victoria, aunque reconoció que viajó "cinco veces" en giras oficiales con la ex primera mandataria, quien lo había definido como su "sindicalista preferido". 

Suárez, cuando el programa televisivo Animales Sueltos le preguntó en el penal de Marcos Paz por qué consideraba que estaba en prisión, respondió: "Fue una confusión".
Y, al recordársele que entre los denunciantes hubo marinos moyanistas y consultársele si estimaba que le habían hecho "una cama", manifestó: "No lo dude".
"Acá hubo una ambición de poder porque cambiaba el Gobierno y creyeron ellos que a lo mejor con este Gobierno hacían bien… junto a otro gremio que los apoyó. Hubo un gremio externo que los apoyó. Fue el gremio de Camioneros y el abogado de ellos fue el hijo (homónimo) de Hugo Moyano", enfatizó. Y argumentó: "Hubo ambición de quedarse con nuestra organización gremial". El ex secretario gremial del Sindicato de Obreros Marítimos Unidos (SOMU), al preguntársele si señalaba al líder de Camioneros como responsable de su estadía en la prisión, contestó: "Por supuesto que sí".
"Yo creo que me van a matar", sostuvo luego Suárez y, tras consultársele si Moyano podía querer hacerlo, respondió: "No, Hugo no. En la parte sindical, sólo somos ambiciosos".
"Empresarios", añadió y apuntó contra los propietarios de la agencia marítima Meridian, sobre quienes dijo que "fabricaban el sobrecosto" de la importación del gas durante el kirchnerismo.
Y sostuvo que fueron denunciantes en la megacausa en su contra porque "no tenían cómo esconder" el ilícito y "tenían que buscar a uno para lavar la ropa".
"Fue Meridian la que cobró en la ventanilla de ENARSA", acusó Suárez, quien llegó al punto de la entrevista con Animales Sueltos dentro del penal con una renguera y cabellos canosos largos.
Entre sollozos, finalizó: "Mi familia corre peligro afuera y yo corro peligro acá, adentro. Yo no tengo miedo por mí, pero sí por mis hijas".
Suárez permanece detenido desde hace un año por disposición del juez Rodolfo Canicoba Corral, por supuesto entorpecimiento de vías navegables y como presunto jefe de una asociación ilícita.