Contact Information

El sector docente de la provincia de Buenos Aires cumplirá este viernes el noveno día sin clases. Los principales gremios del distrito más grande de la Argentina volverán a parar mientras la negociación salarial con el gobierno que conduce María Eugenia Vidal sigue estancada.

El paro de hoy, al que adherirá Udocba, fue impulsado por Suteba -el más fuerte de los seis sindicatos provinciales-, que maneja el preceptor Roberto Baradel.

Por otra parte, la Federación de Educadores Bonaerenses (FEB), que conduce Mirta Petrocini, acompaña los reclamos pero con los maestros dentro de las aulas. En principio, durante los próximos días la situación no sería mucho más favorable.

Es que Suteba, UDA y Udocba ya adelantaron que participarán de la Marcha Federal Educativa que Ctera convocó para el martes 21 y miércoles 22. Solo tres gremios -Soeme, AMET y UPCN- concurrieron ayer a la negociación convocada por el Ejecutivo provincial en el marco de la conciliación obligatoria, que Baradel desconoce y califica como "ilegal".

A pesar de que este jueves no se avanzó en el tema salarial, las partes acordaron reunirse el lunes para retomar esa discusión. El ministro de Educación bonaerense, Alejandro Finocchiaro, sostuvo anoche que el paro que lleva a cabo el sector es "una salvajada que no tiene razón de ser".

El funcionario consideró que en los últimos años "se han naturalizado conductas que no son normales". "En cualquier otro gremio, el paro es la última instancia a la que se llega. Se ha naturalizado que es lógico que los docentes frente al primer tropiezo en la negociación vayan al paro", remarcó en una entrevista que concedió al canal TN. "El objetivo de ellos es desgastar al Gobierno mediante un conflicto largo y enorme", indicó Finocchiaro. "Mañana solo Baradel va al paro; se están empezando a dar cuenta de que solo esta siendo un negocio político", añadió.