Contact Information

 El empleo formal en el sector privado aumentó en julio 1,1 por ciento respecto de igual mes del año anterior, la mayor tasa interanual en lo que va del año, y que representa una generación de 65 mil puestos de trabajo en empresas, informó hoy el Ministerio de Trabajo.
El informe detalló que los asalariados registrados en el sector privado sumaron en julio 6,2 millones, con una leve alza de 0,1 por ciento frente a junio (unos 9.300 puestos laborales más), mientras que en la medición desestacionalizada verificó una suba de 0,2 por ciento contra el mes previo, lo que equivale a la creación de 11.500 nuevas fuentes de empleo.
La cartera laboral indicó que en julio se contabilizaron un total de 12,168 millones de trabajadores registrados según el Sistema Integrado Previsional Argentino (SIPA), lo que significa un incremento de 1,8 por ciento respecto a igual mes de 2016, unos 209,5 mil trabajadores más. 

De ese total, 8,614 millones son trabajadores del sector privado (+1,5 por ciento contra julio de 2016), 3,148 millones son empleados públicos (+1,1 por ciento interanual) y 305 mil son monotributistas sociales (+12,3 por ciento interanual).
El informe detalló que el empleo registrado total evidenció en julio un ascenso de 0,2 por ciento comparado con junio último (22.900 trabajadores más), mientras que en la medición desestacionalizada mostró un repunte de 0,3 por ciento en la comparación intermensual (36.700 trabajadores más).
El subsecretario de Políticas y Estadísticas Laborales, José Anchorena, al analizar los datos afirmó que "claramente el sector privado está motorizando el crecimiento ocupacional", al destacar que "se sigue acelerando la tasa interanual de trabajadores" en ese segmento.
El funcionario sostuvo que el crecimiento poblacional es de 1,1 por ciento mientras que el empleo está creciendo a 1,8 por ciento interanual en julio "o sea que se está solucionando parte del déficit laboral que tiene el país".
Remarcó que en el acumulado de siete meses dentro del sector privado "hay crecimiento de asalariados registrados y de trabajadores independientes, a diferencia de 2016 que crecía el monotributista más; eso no se está dando ahora, se verifica de ambos tipos de trabajadores".
En ese contexto, puntualizó que de cada diez trabajadores de aumento en el sector privado se incrementaron 2 en el sector público en enero-julio de 2017, mientras que en 2016 se generaban 10 en el área pública, y en el período 2012-2015 era de 15, y subrayó que "se ve que hay un cambio composicional en la dirección que se está buscando".
Anchorena estimó que este año finalizaría con un crecimiento de 300 mil nuevos trabajadores registrados en la comparación interanual, y en los asalariados privados ese aumento se ubicaría por "arriba de 100 mil".
En ese marco, calculó que "cuando estemos en velocidad crucero" el aumento de los asalariados registrados en el sector privado alcanzaría a "200 mil" y "con eso cubriríamos el crecimiento demográfico y se empezaría a cubrir el déficit de empleo". Según el informe, dentro del sector privado, en julio en la comparación interanual se generaron 70,9 mil nuevos monotributistas (+4,8 por ciento), unos 11.400 trabajadores en casas particulares (+2,5 por ciento) y hubo 16.100 autónomos menos (-3,9 por ciento).
Como viene ocurriendo en los últimos meses, por ramas de actividad, el mayor crecimiento del empleo en julio se evidenció en la Construcción, con 41.500 nuevos trabajadores lo que es una suba de 10,3 por ciento interanual, y Anchorena enfatizó que "un tercio de esto es privado; no es todo obra pública".
En cambio, sigue en terreno negativo, el rubro de Industrias Manufactureras con una caída de 2,5 por ciento interanual, y una pérdida de 30 mil empleos, y el funcionario señaló que el sector de textiles, confección y calzados es el más afectado.