Contact Information

Frente a la presión del peronismo, el Gobierno aceptó realizar modificaciones en la fórmula de ajuste de los valores de las jubilaciones y pensiones, planteadas en el texto original de la ley de reforma previsional; un paso clave para que el proyecto lograra dictamen en un plenario de comisiones del Senado. Le darían media sanción el próximo jueves.
Se trata, ni más ni menos, del punto más conflictivo de la reforma planteada por el oficialismo es el ajuste de los valores de las jubilaciones. La propuesta oficial era que se realice una actualización de acuerdo con la inflación, más un plus del 5% de la evolución del PBI.
Pero el peronismo ya había planteado que ese plus les parecía “amarrete” y ejemplificaban que en términos reales y con un índice de crecimiento del 4% de la economía, un sueldo de $10 mil, recibiría apenas $20 más. “Es insignificante”, concordaban.
Por eso, durante el debate frente a ministros y gobernadores, que desde esta mañana se está dando en la comisión de Trabajo y Presupuesto y Hacienda del Senado, el presidente del bloque PJ, Miguel Angel Pichetto, presentó una nueva propuesta que, según indicó, “tiene que ver con inflación pero también con el aumento de salario”.

Según detalló: “Sería dejar de lado lo del PBI y establecer la movilidad de las prestaciones: un 70 % por las variaciones del Indice de Precios al Consumidor (IPC) y un 30 % por el coeficiente que surja de la variación de la Remuneración Imponible Promedio de los Trabajadores Estables (RIPTE)”.
De hecho en estos momentos se estaba re escribiendo el artículo correspondiente al ajuste de los haberes previsionales tachando la fórmula propuesta por el Gobierno e incorporando en su lugar la que les acercó Pichetto.El ministro de Trabajo, Jorge Triaca, presente en el recinto primero planteó que iba a analizar la propuesta con su equipo, y tan sólo minutos más tarde aseguró que “va en línea con los mismos objetivos” de su propuesta, con lo cual avalaría realizar esos cambios.