Contact Information

Mientras el Gobierno nacional avanza con una serie de reformas, cuyo ajuste principal cae por ahora en jubilados y beneficiarios de la AUH, el presidente Mauricio Macri pidió acelerar la reducción de cargos políticos en la administración nacional que conduce. El plan, como adelantó Clarín, es achicar un 20% lo que se conoce como “alta administración pública”. Son los puestos que van desde ministros hasta coordinadores. En el medio, hay secretarios, subsecretarios y directores. En total, suman unos 3.000, por lo que “buscamos recortar cerca de 600”, según confirmaron ayer desde la Casa Rosada. “Por el momento no hay idea de reducir la cantidad de ministros o secretarios, pero sí vamos a avanzar con el resto”, ampliaron.“El resto” tiene salarios muy variados. Un coordinador puede ganar entre $ 40.000 y $ 50.000 brutos, y un secretario, cerca de $ 130.000, especificaron en el Gobierno.
Los encargados de llevar adelante el plan aprobado por Macri son el ministro de Modernización, Andrés Ibarra; y la jefatura de Gabinete, en particular el vice Mario Quintana. En las últimas dos semanas, tuvieron reuniones con todos los ministerios para plantearles los números y los tiempos que requirió el Presidente. En estos días tienen que comenzar a llegar las contrapropuestas.Esta reducción de cargos políticos afectará a todos funcionarios que llegaron con la nueva administración. Es decir, es un repliegue del propio macrismo. Un detalle importante que remarcan en la Rosada: el achique del 20% en cargos debe ser redundante en plata: “Si no, siempre te aparece un vivo que desarma esa posición pero contrata a otro por afuera”. “La idea es arrancar en enero con el nuevo esquema. Es decir, que a partir de 2018, ya se pague con la reducción de cargos y presupuesto”, amplió otra fuente a este diario. En principio, los recortes deben ser parejos en los más de 20 ministerios que componen la administración nacional.