Contact Information

El oficialismo calienta motores para su primera gran batalla legislativa del año. Tras una cumbre que tuvo lugar en Casa de Gobierno, diputados y senadores de Cambiemos ensayan argumentos para defender en la Bicameral Permanente de Trámite Legislativo el DNU 27/2018, que introduce amplias reformas en el Estado. "Estamos dispuestos a dar el debate porque estamos convencidos de que es un buen decreto que avanza en la simplificación", subrayó el jefe del interbloque de senadores, Luis Naidenoff. El senador radical -que asumirá el próximo martes al frente de la comisión– aclaró que el decreto ómnibus, que recibió críticas de la oposición en pleno, "no es antojadizo". "Esto no se le ocurrió de diciembre a enero al Gobierno. Hay un trabajo previo de 24 meses de reordenar el Estado", explicó el legislador, y enfatizó: "Yo nunca tuve dudas del DNU".
Si bien Naidenoff no descartó que algunas reformas puedan ser desgajadas en distintos proyectos de ley para facilitar la discusión, consideró que el decreto "es autosuficiente". "Nosotrosvamos a defender integralmente el decreto porque estamos convencidos de que es la herramienta necesaria para abordar estos temas", insistió.Con el recambio parlamentario, Cambiemos se aseguró la primera minoría en la comisión que debe validar los DNU, la única que trabaja durante el receso. La alianza oficialista tendrá ocho integrantes, mientras que el bloque Justicialista sumará cuatro miembros, el Frente para la Victoria-PJ, tres, y el lugar restante quedará para la salteña Cristina Fiore Viñuales, que responde al gobernador Juan Manuel Urtubey. En este contexto, una unión de toda la oposición obligaría al oficialismo a desempatar a su favor.
El DNU consta de 22 capítulos, introduce 140 modificaciones normativas y deroga 19 leyes. "Hay mucho desconocimiento", reconoció Naidenoff ante la magnitud de las reformas, aunque explicó que "tiene que ver con un necesario reordenamiento de prácticas normativas que obstaculizan el desenvolvimiento de la administración".De todos modos, indicó: "Como ha ocurrido en otras oportunidades, estamos dispuestos a que en el marco del debate se puedan zanjar las dudas", y "de ahí en más se analizará si es necesario o no abordar otras herramientas", es decir, ir por la vía legislativa. "Obviamente habrá puntos que algunos cuestionan, pero la realidad es que el decreto es un instrumento de gobierno", razonó.
La "reducción de costos logísticos", el embargo de las cuentas sueldo "con una finalidad absolutamente crediticia" y "la discusión sobre cómo se administra el Fondo de Garantía de Sustentabilidad" fueron otros de los puntos destacados por Naidenoff, en la previa de la reunión convocada para el martes próximo a las 15.30 en el Salón Illia.El senador puso como ejemplo que "si un usuario de ENARGAS realiza un reclamo, hoy tiene como vía de apelación la Cámara Contenciosa en la Ciudad, pero con este decreto podrá hacerlo en cada provincia". "Tenemos que avanzar sobre el contenido, más allá del instrumento", pidió el senador. Si hay dictamen, podrá ser tratado en el recinto, probablemente, una vez iniciado el período ordinario. La oposición sólo podrá lograr la derogación del decreto si consigue su rechazo en ambas cámaras, con mayoría simple. De lo contrario, bastará con la aprobación de sólo una para dejar el DNU en pie. Por eso, tanto a la hora del dictamen como al momento de la votación en el recinto, Cambiemos buscará sumar apoyos en el peronismo dialoguista. 

Fuente: Clarín