Contact Information

El oficialismo en la Cámara de Diputados defendió hoy la resolución que actualiza los ingresos de los legisladores al remarcar que lo dispuesto por el presidente del cuerpo, Emilio Monzó, "es un mecanismo para transparentar los recursos públicos, no es un aumento de dieta", y emplazó los legisladores que se opusieron al aumento a que en 72 horas expresen su voluntad de "percibir o no la suba".
"Lo que se dispuso fue un mecanismo para transparentar los recursos públicos, no es un aumento de dieta, porque el sueldo de los diputados está atado a la paritaria de los trabajadores legislativos", explicó, en diálogo con DyN, Fernando Sánchez (Coalición Cívica-ARI), quien insistió que los ingresos por "pasajes y representación no se actualizaban desde 2011".
El jefe del Frente Renovador, Sergio Massa, sostuvo que "el PRO se junta con el kirchnerismo para aumentarse la dieta pero no para bajar los precios de la canasta básica" alimentaria, mientras que Néstor Pitrola enfatizó que "los diputados del Partido Obrero-Frente de Izquierda, que vivimos con un ingreso igual a la canasta familiar, rechazamos este incremento y que puedan canjearse los pasajes por un premio económico". 

Según confiaron fuentes legislativas, las autoridades de la Cámara hicieron girar entre los diputados que no avalaron el aumento una nota para que acepten o rechacen el aumento de los gastos de representación y en concepto de pasajes, que experimentaron subas que alcanzan el 133,8 por ciento.
"En relación a la actualización a pesos veinte mil del monto que perciben mensualmente los señores legisladores en concepto de gastos de representación", indica la nota en un primer párrafo, "le solicito tenga a bien comunicar a esta Secretaría General de la Presidencia su voluntad de percibir o no dicha actualización", agrega.
Incluso, en el tercer párrafo emplaza a los legisladores a "brindar respuesta dentro de las setenta y dos horas" de recibida la carta.
Los diputados por el FIT ya respondieron a la requisitoria firmada por el secretario general Guillermo Bardón, y confirmaron la decisión de "no percibir" la actualización dispuestas para los gastos de representación.
"Hay gente que dice que tenemos que trabajar gratis, hay gente que dice que cobramos jubilaciones de privilegio, no es cierto. Es una discusión pública válida, pero no es cierto", protestó Sánchez, quien remarcó que "decir que los diputados se aumentan las dietas es falso".
Incluso, el legislador indicó que la actualización de los ingresos se ubicó por "debajo" de la inflación.
Por su parte, Sergio Massa dijo que "es una vergüenza que mientras peleamos por bajar los precios de la canasta básica, el Congreso se aumente las dietas. El PRO se junta con el kirchnerismo para aumentarse la dieta de los diputados, pero no quieren juntarse para bajar los precios".
En un comunicado de prensa, el tigrense confirmó que el Frente Renovador presentará un pedido para que "no se aplique" el incremento a los diputados de ese espacio.
Pitrola, en tanto, afirmó que "el PRO y el kirchnerismo lograron aumentar un 100 por ciento los gastos de representación y 70 por ciento los pasajes, que son aumentos encubiertos porque se les permite no usarlos y cambiarlos por plata, cuando están imponiendo en todo el país ajustes que implican despidos, topes salariales, ausencia de paritarias, recortes jubilatorios y pérdida de derechos laborales".
Por su parte, el ex candidato presidencial Nicolás del Caño afirmó que "es una provocación escandalosa" lo dispuesto en la Cámara baja porque "mientras los diputados se vuelven a aumentar más de treinta mil pesos las dietas, una maestra de la provincia de Buenos Aires cobra menos de nueve mil pesos al mes".