Contact Information

El secretario general de ATE, Hugo "Cachorro" Godoy, cuestionó hoy que hay dirigentes de la CGT que "son funcionales" al Gobierno, al tiempo que advirtió que "hay que obligar" al Ejecutivo nacional a que cambie su política económica "y eso requiere medidas de fuerza más contundentes".
"En la CGT hay fuertes tensiones. Hay dirigentes que tienen una posición más decidida ante el Gobierno, pero hay otros que son funcionales a la estrategia del Gobierno", sentenció el gremialista, quien expresó que "no" le "extraña" la posibilidad de que la cúpula de la central haya acordado con funcionarios nacionales las condiciones de la movilización del martes.
Sin embargo, enfatizó que "los dirigentes que quieran ser funcionales al Gobierno o cómplices de él van a ser arrasados por ese reclamo" de un paro nacional "porque el Gobierno nos está llevando a un precipicio y nuestra gente no se resigna: va a pelear por mejores condiciones de vida". 

En declaraciones a radio 10, Godoy sostuvo que "las miles de personas" que estuvieron movilizadas el martes van "trabajando y construyendo una medida de fuerza para obligar al Gobierno a un cambio de su política económica".
"Los trabajadores estamos cada vez más decididos a pelear porque nos quieren arrinconar", apuntó el titular de ATE nacional y añadió que "hay que obligar al Gobierno" a que cambie su política económica "y eso requiere medidas de fuerza más contundentes".
Para el gremialista "hay que construir otro modelo de organización sindical" en la Argentina, a la vez que cuestionó que desde el Gobierno "quieren reducir la capacidad de ingresos de los trabajadores".
En su crítica a la CGT, Godoy repasó que en diciembre, "los que acordaron" con la gobernadora bonaerense, María Eugenia Vidal, "para hacer una firma de salario para los estatales del 18 por ciento en cuatro cuotas fueron el sindicato de (Andrés) Rodríguez (de UPCN) y el sindicato de (Héctor) Daer, de Sanidad", quienes "aplastaron y aplanaron la discusión salarial"