Contact Information

La Cámara Alta aprobó también hoy una serie de proyectos como el que equipara a la penetración oral forzada con la violación, que obtuvo sanción definitiva y se convirtió en ley .
La normativa, que modifica el artículo 119 del Código Penal, busca convertir a la penetración oral forzada (también denominada "fellatio in ore") así como la introducción de objetos "por vía vaginal y anal" (también designada como "empalamiento") como delitos de violación, ante la existencia de casos en que la justicia evitó considerarlos de esa manera.
La propuesta, cuya autora es la diputada radical Gabriela Burgos, modifica el Código Penal que hasta ahora deja a la libre interpretación de los jueces si hechos de las referidas características configuran una violación o sólo abuso sexual. 

También, los senadores aprobaron un proyecto de ley que impulsa otra modificación del Código Penal, en el artículo76 BIS con el fin de impedir la suspensión del juicio a prueba, es decir la llamada "probation", para los casos en que esté presente la violencia de género, con lo cual se busca avanzar en "la protección de los derechos de las mujeres", según explicó la senadora entrerriana y autora del proyecto Sigrid Kunath, que tuvo aportes de sus colegas Norma Durango y María Fiore Viñuales.
Otras las iniciativas sancionadas hoy es la que modifica la ley nacional del manejo del fuego y que apunta a la protección de los llamados bosque nativos, para garantizar la continuidad de los mismos y que no sean utilizadas las tierras donde se ubican para por ejemplo emprendimiento inmobiliarios o productivos extractivos, explicó la autora del proyecto, la senadora rionegrina de la CC-ARI Magdalena Odarda.
Al respecto, indicó que "la superficie de bosques nativos en 1937 era de 37,5 millones de hectáreas y que, a 2014, esa superficie se redujo casi en 10 millones de hectáreas, son 26,4 millones de hectáreas en la actualidad", también reseñó que "en 2015, se registraron en el país 6.046 incendios de bosques nativos, de los cuales 1.148 fueron intencionales", para luego afirmar que entre 2014 y 2015 se perdieron 42 mil hectáreas en la provincia de Chubut por 12 focos de incendio intencionales" y que en Río Negro, en el mismo período, se perdieron otras 8 mil hectáreas.