Contact Information

Lo que parecía una misión casi imposible, termina siendo realidad. Si no hay contratiempos, el Senado le pondrá el broche esta semana al combo de leyes económicas que la Casa Rosada quería ver sancionadas antes de fin de año. Había dudas hace algunos días, por el volumen político de esos proyectos económicos -como la reforma previsional– y por la extensión misma de esas iniciativas, como el Presupuesto 2018, o la reforma tributaria.
Mirá también

Mario Negri: "Hay abstinencia de poder en sectores vinculados al kirchnerismo"

Pero allí están, sancionadas o a punto de serlo. El asunto se destrabó con la sanción en Diputados de la reforma previsional, en medio de la batalla campal fuera del Congreso y los fuertes cruces adentro. El cambio en la fórmula de cálculo de los incrementos jubilatorios -con “ahorro” para la ANSeS de 100 mil millones de pesos, “saqueo” al bolsillo de los jubilados según los opositores a esa ley- fue la llave para avanzar con todo el resto del paquete.
Mirá también

El colmo de ser opositor: los K votan contra el pacto fiscal que firmaron sus propios gobernadores

Diputados dio media sanción al Presupuesto 2018 y convirtió en ley el viernes en la madrugada el Consenso Fiscal firmado por la Nación con 23 gobernadores, y la Responsabilidad Fiscal que limita el gasto de las provincias. Estas dos últimas leyes, estaban atadas a la reforma previsional.
Mirá también

Tras el lunes de furia, el paquete económico del Gobierno avanza sin contratiempos

Esta semana la pelota pasa al Senado. Este martes, la comisión de Presupuesto de la Cámara Alta le dará dictamen al Presupuesto 2018; y a la ley complementaria con los compromisos tributarios emanados del pacto fiscal.
Entre otros puntos, elimina el Fondo del Conurbanocontemplado en la ley de Ganancias (según el pacto habrá ahora una asignación de $65 mil millones en los dos próximos ejercicios para Buenos Aires, y luego se actualiza por inflación) y prorroga el Impuesto al Cheque, con asignación específica de lo recaudado para solventar el sistema previsional.
El Senado será convocado así, en lo que será su última sesión del año, este miércoles 27, se estima que desde antes del mediodía en vista de la extensión de los temas a tratar.
Además de Presupuesto e impuesto al Cheque, se cuenta la reforma tributaria que tuvo media sanción de Diputados en una de las maratónicas sesiones de la semana pasada. Este proyecto ya acordado entre el oficialismo de Cambiemos con el peronismo dialoguista del Senado -sector que encabeza el senador Miguel Angel Pichetto- ya tuvo dictamen el miércoles último (pocas horas después de ser aprobado en Diputados) en la comisión de Presupuesto que preside el recién llegado Esteban Bullrich.
Toda esta actividad del Senado tendrá un condimento adicional: los movimientos que pueda tener Cristina Kirchner, que ya debutó con faltazo la semana pasada en la comisión de Presupuesto, que integra. Desde que juró como senadora, la situación judicial de la ex presidenta no dejó de agravarse. La última mala noticia la recibió el jueves pasado cuando la Cámara Federal le confirmó el procesamiento en la causa por encubrimiento de los iraníes acusados de la voladura de la AMIA, aunque revocó la decisión del juez Claudio Bonadio de procesarla por "traición a la Patria".
Dado que no pasarán los siete días reglamentarios después del dictamen para llegar al recinto, ya hay acuerdo entre los senadores para habilitar el tratamiento sobre tablas de los proyectos, para lo que se precisan dos tercios de los votos de los presentes.
Cambiemos verá cerrar el año de esta manera con triunfos legislativos, pese a estar en minoría en ambas cámaras, aunque aún está por verse cómo queda afectada la imagen del Gobiernopor la reforma previsional. Como sea, el oficialismo debutó desde el recambio legislativo del 10 de diciembre construyendo mayorías en acuerdos con los gobernadores peronistas y sus correlatos en el Senado -el bloque que responde a Pichetto- y en Diputados, el flamante interbloque Argentina Federal, del peronismo no kirchnerista.