Contact Information

El ministro del Interior, Rogelio Frigerio, minimizó hoy el primer paro general convocado por las centrales sindicales contra el gobierno de Mauricio Macri, al afirmar que “cuando hubo posibilidades de ir a trabajar” sin depender del transporte público, “la gran mayoría fue a trabajar”.
Frigerio aseveró que ayer se registraron “realidades muy distintas” ya que “en aquellos lugares que por sus características no tienen transporte público, el paro prácticamente no existió, como en los pueblos más chicos del interior”, pero que “donde se necesita de transporte público, y hubo piquetes o amedrentamiento, ahí claramente tuvo éxito”.
El funcionario concluyó que “cuando había posibilidades de ir a trabajar, la gran mayoría de la gente fue a trabajar”, por lo que “es difícil mensurar el éxito del paro”. 

Frigerio sostuvo que “la mayoría entiende que hay que seguir adelante con este proceso de cambio” e insistió en que “no había cuestiones específicas que ameritaran parar el país”, como dispuso la CGT.
Al comparar con el gobierno de Cristina Kirchner, señaló por Radio Con Vos que “antes se paraba porque se desoía el reclamo por Ganancias, pero acá no hay consignas claras”, que ameriten la medida de fuerza, según evaluó.
Frigerio además advirtió que “nunca dijimos que la transición iba a ser fácil”, y que “por supuesto que sabemos que hay gente que la pasa mal, que hay sectores de la producción que se quedan rezagados frente a otros que avanzan más rápido”.
“Los caminos fáciles no sirven, son los que nos llevaron a que un tercio esté en la pobreza; eso quedó muy claro en la marcha del sábado”, recordó, sobre el apoyo recibido.
“No nos creemos los dueños de la verdad, ni que no puedan haber otras personas que hagan un aporte; creo que estamos en el buen camino y creo que hay cosas que se pueden corregir”, concluyó.