Contact Information

El ministro del Interior, Rogelio Frigerio, afirmó hoy que es “totalmente absurdo” que el titular de la Aduana, Juan José Gómez Centurión, haya negado que durante la dictadura hubo un plan sistemático para desaparecer personas y advirtió que el Gobierno decidió mantenerlo en su puesto porque “su opinión no tiene que ver con su función”.
“Si fuera un funcionario vinculado con estos temas (por los derechos humanos), creo que la decisión debería ser otra”, enfatizó el funcionario tras las declaraciones de Gómez Centurión, quien negó que “el gobierno de facto haya sido un plan sistemático” y expresó que “no es lo mismo 8 mil verdades que 22 mil mentiras”.
Frigerio sostuvo que “no hay dudas de lo que pasó en la Argentina, no nos importa el número de desaparecidos”, a la vez que sentenció que “negar que hubo un plan sistemático es totalmente absurdo”. 

Consultado sobre la posibilidad de que el titular de la Aduana sea removido de su cargo tras sus dichos, respondió que “su opinión no tiene nada que ver con su función, es un funcionario que se dedica a controlar el ingreso de bienes en la Argentina”, por lo que concluyó que “esto es lo que prima a la hora de tomar la decisión de su continuidad”.
En otro orden, Frigerio destacó que “hoy no hay ninguna injerencia del Poder Ejecutivo en el Poder Judicial” porque el Gobierno está “construyendo una república con independencia de poderes”.
“Es difícil cambiar el chip de lo que vino ocurriendo en la relación entre el Poder Ejecutivo y el Poder Judicial de tantos años”, enfatizó el ministro del Interior, quien remarcó que hoy “el Poder Judicial tiene las manos totalmente libres para actuar, impartir justicia y para controlar al resto de los poderes”.
En este sentido, afirmó que “todos los funcionarios de este Gobierno están a disposición de la Justicia”, no obstante recordó que “no ocurría así en el pasado cuando el Poder Judicial muchas veces recibía órdenes de las autoridades del Poder Ejecutivo”.