Contact Information

La vicepresidenta Gabriela Michetti anunciará mañana en la Casa Rosada el decreto por el cual el presidente Mauricio Macri derivó a su cargo un nuevo sistema de pensiones para discapacitados, luego del escándalo por la baja masiva de beneficios que derivó en el alejamiento del ex titular de la Comisión Nacional de Pensiones Asistenciales, Guillermo Badino.
Según adelantaron a DyN fuentes de la Casa Rosada, Michetti brindará una conferencia de prensa a las 15 en el Salón Pueblos Originarios de la planta baja, para anunciar el decreto presidencial por el cual Macri derivará a la órbita de la Vicepresidencia todo el sistema de pensiones asistenciales nucleados en la CONADIS.
Michetti estará acompañada en la conferencia de prensa por el vicejefe de Gabinete, Mario Quintana. 

De esta manera, Michetti se hará cargo de la administración de los beneficios para las personas con discapacidad, tal como anunciara el Presidente el pasado 17 de mayo en un acto en el que ambos presentaron el Plan Nacional de Discapacidad 2017-2019 y prometieron lograr "una Argentina inclusiva, donde todas las personas tengan la oportunidad de desarrollarse y crecer".
"Los derechos de las personas con discapacidad son los mismos que los de todos: trabajar, estudiar, hacer deporte, nutrirse de la cultura, que son cosas que llevan a la realización personal", había remarcado Macri durante la presentación del plan que promueve una plena cobertura y acceso a la salud, con especial énfasis en las personas de mayor vulnerabilidad social y garantizar la sostenibilidad y calidad de las prestaciones médicas.
De esta manera, el gobierno buscará saldar el escándalo por el cual Macri terminó pidiendo la renuncia del ex titular de la Comisión Nacional de Pensiones Asistenciales, Guillermo Badino, área que fue disuelta luego de que el pasado 24 de agosto, el funcionario afirmara que las personas con síndrome de Down "podían trabajar y tener la asignación universal por hijo".
Badino había quitado las pensiones a discapacitados, en un recorte que había alcanzado a 70 mil beneficiarios, por lo que la ministra de Desarrollo Social de la Nación, Carolina Stanley, revirtió la medida ante las repercusiones de la decisión.
El ex funcionario había justificado la medida al señalar que "dimos de baja pensiones a personas que no son inválidos totales y permanentes, sino que tienen cierto grado de discapacidad".