Contact Information

 La primera candidata a diputada nacional de Cambiemos por la provincia de Buenos Aires, Graciela Ocaña, prometió "trabajar" en una "reforma que destierre el clientelismo político", al tiempo que la segunda postulante a la cámara alta, Gladys González, ponderó el liderazgo de la gobernadora María Eugenia Vidal.
Ambas dirigentes participaron de un encuentro de mujeres que luchan contra las drogas como parte de la campaña electoral en Tres de Febrero junto a Vidal y la vicepresidenta Gabriela Michetti, entre otras.
"Vamos a trabajar en una reforma política que destierre el clientelismo político de la Argentina", enfatizó Ocaña y agregó que "la sociedad está cansada de los dirigentes que creen que el Estado les pertenece, por eso vamos a trabajar para eliminar cualquier tipo de clientelismo". 

En un comunicado, dijo que ve "el apoyo de la gente a esta generación de dirigentes que quiere terminar con el sistema de mafias que gobernó la provincia de Buenos Aires" y señaló que "se están haciendo obras a un costo mucho menor que el gobierno anterior y se están cumpliendo sueños de miles de bonaerenses".
La dirigente de Cambiemos sostuvo que trabajará en proyectos "para acortar los procesos penales y una ley de recompensa para aquellas personas que conociendo dónde están los bienes de la corrupción y sin ser parte puedan cobrar".
En tanto, Gladys González destacó la "valentía" y "sencillez" de la gobernadora bonaerense que, remarcó, "no acepta un "no se puede"".
"Cuántas veces nos dijeron que no se puede, pero nosotras unidas y juntas estamos demostrando que sí se puede, de la mano de esta mujer (por Vidal) que con su sencillez y su valentía y que no acepta un "no se puede", está gobernando la provincia junto a ustedes que son unas guerreras invisibles que están ayudando a poner Buenos Aires de pie", manifestó en un comunicado.