Contact Information

Sin pelos en la lengua Lilita Carrió volvió a implosionar el frente Cambiemos. Desde twitter atacó el “ajuste brutal” contra la economía “no se puede ahogar a la sociedad que nos apoya en el cambio, hice todo para pararlo y no pude”, escribió la líder de la Coalición Cívica en la red social.

Lilita siguió esta semana con su cruzada contra el presidente de Boca Daniel Angelici al que acusó en Comodoro Py de “operador judicial” del macrismo. La diputada logró que el juez Sebastián Casanello imputara a Angelici por tráfico de influencias “con las mafias no se negocia, se las enfrenta”, declaró.

En las últimas semanas la diputada no había dejado títere con cabeza y hasta se animó a darle consejos al empresario Nicolás Caputo “hermano del alma” de Mauricio Macri.  Carrió le pidió a Caputo que venda sus empresas “es el precio que hay que pagar por ser amigo del presidente”, disparó.

El huracán que produjo dentro del frente de gobierno llevó a que el presidente Mauricio Macri la convocara de urgencia a una reunión de Olivos, para mediar entre los dos estuvo el radical Ernesto Sanz. Al salir de la reunión Carrió declaró que el encuentro fue “duro, franco y divertido”.

En declaraciones a Plan M el legislador de la Coalición Cívica Maxiliano Ferraro descartó el quiebre de Cambiemos “no estábamos acostumbrados en Argentina a que en un espacio político pudiéramos convivir distintas opiniones. No nos vamos de Cambiemos, vamos a seguir planteando las cosas que nos molestan dentro del gobierno y de cara a la sociedad”.