Contact Information

En medio de las audiencias públicas por estos temas, el ministro de Energía, Juan José Aranguren, confirmó cuándo y cuánto aumentarán los servicios de gas y la luz para los usuarios residenciales.
Respecto al gas, el funcionario aseguró a Radio La Red que los usuarios domiciliarios tendrán un promedio de aumento en diciembre del 45%, en una banda que oscilará según el consumo desde el 22% al 60%.
“En la audiencia pública informamos que el precio del gas aumentará en diciembre de US$ 3,77 por millón de BTU a US$ 4,19 y que se estará aplicando además la segunda cuota del incremento que corresponde al Valor Agregado de Distribución (VAD)”, afirmó.

También dijo que se mantendrá el esquema por el cual “aquel que ahorra un 30% respecto del año 2015 (usado como año base) tendrá una disminución de tarifa del 10%”.Sobre la luz, sostuvo que la generación y el transporte aumentarán en todo el país en diciembre un 21% y en febrero un 13%, lo que dará “un acumulado del 38%”. En Capital y GBA, es decir las áreas de Edenor y Edesur, “el 90% de los usuarios tendrá el mes próximo aumentos inferiores al 39% y el 10% menores al 47%, mientras que en febrero el 90% tendrá subas inferiores al 18% y el resto al 28%”. En el área metropolitana “también se agrega en diciembre la recomposición del VAD, la segunda cuota que se definió en la revisión tarifaria integral”.

El funcionario justificó las subas asegurando que “en los últimos doce años la inflación acumulada fue del 1.400% y sin embargo en Capital y el Gran Buenos Aires la electricidad aumentó un 200%”. “Lo demagógico era hacer creer que se podían tener servicios gratuitos. Cuando llegamos se pagaba el 10% del costo en la factura en electricidad, es decir que se terminaba pagando con déficit fiscal e inflación”, agregó.
Por otra parte, Aranguren se mostró convencido de que este verano habrá menos cortes de luz, considerando que “entre enero y agosto se registró un 42% menos de cortes que en igual período de 2016 en el ámbito de Edenor y un 10% en el de Edesur, mientras que sumadas ambas distribuidoras se llega a un 34%”.Según el ministro, para 2019 el Gobierno espera terminar con el proceso de normalización tarifaria: ese año habría una última suba del 5% al 8% en el primer semestre y a partir del segundo los ajustes se harían por el índice inflacionario, salvo para quienes tengan tarifa social.