Contact Information

 La Confederación General del Trabajo (CGT) advirtió hoy que "no se descarta" que la central sindical convoque a "un paro general" para antes de fin de año, mientras que desde el gobierno nacional ya la calificaron de "inoportuno" y "ridículo".
"No se descarta un paro general, no se descartan otras movilizaciones", avisó el secretario general adjunto de Camioneros y secretario gremial de la CGT, Pablo Moyano, al ser consultado sobre las opciones que se analizarán en la reunión del Comité Confederado prevista para el próximo 25 de septiembre.
Por su parte, el ministro de la Producción, Francisco Cabrera, sostuvo que un paro general sería "inoportuno" en un momento que "crece el empleo, la productividad y la inversión", y advirtió a los gremios que realizarlo sería "ridículo". 

"Más allá de que el sector sindical no lo manifiesta abiertamente, los números de los últimos cuatro trimestres muestran una economía creciente. No hay duda de que hay un motor de crecimiento homogéneo y estable, es un marco positivo por lo cual estamos contentos", destacó el funcionario en diálogo con radio Continental. Sin embargo, en declaraciones a FM La Patriada, Moyano anunció que la conducción sindical "va a discutir dentro de la CGT cómo se sigue confrontando a este gobierno que no escucha y que no recibe a los trabajadores". Cabrera contestó que desde el Gobierno "siempre" están "abiertos al diálogo", aunque agregó: "No estoy de acuerdo cuando se sientan a hablar con nosotros sobre la productividad y después hacen un acto y dicen cualquier cosa. Eso no es hablar con la verdad".
"Nosotros no somos Brasil. En la primera que quieran meter la reforma se viene una pelea importante", retrucó el dirigente camionero al ser consultado sobre una posible intención del Ejecutivo de aplicar una modificación al régimen laboral como lo hizo el principal socio de la Argentina en el Mercosur.
Frente a esta afirmación, Cabrera volvió a descartar que haya una reforma laboral prevista aunque resaltó que debe haber una "discusión con el sector del trabajo respecto a los desafíos de una economía moderna".
"Debe haber una discusión con el sector el trabajo respecto de todos los desafíos de una economía más moderna que crece y debe estar integrada al mundo", se explayó Cabrera.
Sin embargo, para Moyano, con esta visión, "el gobierno está allanando todo el camino" para avanzar con una reforma similar a la aplicada en Brasil.
"Si llegan a obtener un triunfo seguramente van a salir con toda la propaganda y con toda la fuerza para imponer una reforma laboral que no va a perjudicar a los dirigentes o los sindicatos pero van a atacar a los trabajadores", sostuvo. A todo esto, el ministro llamó también a los empresarios a "no estar preocupados" por la reforma tributaria porque la ley actual es muy antigua y "cualquier propuesta que hagamos va a ser modernizarlo y favorecer a la inversión".