Contact Information

La Confederación General del Trabajo (CGT) retomó hoy el diálogo con el Gobierno al reunirse con el ministro de Trabajo, Jorge Triaca, y buscó bajar el tono a la protesta después de que en la marcha del 22 de agosto anunciaran un plan de lucha con una eventual convocatoria a un paro general.
El gobierno nacional convocó al triunvirato de la CGT a un encuentro que se llevó a cabo esta tarde en la sede del gremio UPCN de Moreno al 1300, y luego de una hora y media de reunión, el ministro destacó que volvieron "al diálogo" y cuestionó cualquier ánimo de realizar una medida de fuerza por parte del sindicalismo al asegurar que "no hay condiciones objetivas para eso".
En la misma línea se expresaron Juan Carlos Schmid y Héctor Daer, además pusieron en duda la posibilidad de un paro antes de fin de año al advertir que "la última palabra la va a tener el Comité Central Confederal" que se reunirá el próximo 25 de septiembre, semanas antes de las elecciones generales. 

"Quizá la estrategia no tenga tanto que ver con realizar una medida de fuerza", sostuvo Daer en declaraciones a radio Nacional, y aclaró: "Lo que hicimos fue conversar sobre lo que pasó recientemente y la necesidad de reencauzar el dialogo".
El secretario general del gremio de Sanidad dijo que en la reunión los sindicalistas plantearon su preocupación por la situación de algunos sectores industriales y "que se termine la intervención para que todos los sindicatos queden en manos de los trabajadores".
Por su parte, Triaca les planteó la necesidad de "establecer un blanqueo de los trabajadores que vaya acompañado por un régimen de fiscalización del que puedan participar activamente los sindicatos". De esta manera, la interna en la CGT entre quienes apuestan a un diálogo con el Ejecutivo y quienes apuran una medida de fuerza pareciera empezar a definirse.
Ayer, el titular de UPCN, Andrés Rodríguez, dijo en declaraciones radiales que "en el actual contexto, no es momento para hacer un paro".
Por su parte, Triaca destacó hoy que un paro "no es oportuno" cuando "la inflación viene desacelerándose, está creciendo el empleo registrado y cuando se han acordado más del 95 por ciento de las paritarias".
Sin embargo, la CGT tendrá que definir sus próximos movimientos el 25 de septiembre cuando tenga lugar una nueva reunión del Comité Confederado.