Contact Information

La CTA ratificó hoy la realización de un paro para marzo, con fecha a definir, tal como lo anunció la CGT la semana pasada, al cuestionar que el Gobierno “quiere sostener salarios por debajo del límite de la pobreza” y que “la situación económica se ha agravado”.
El sindicalista puntualizó que la CTA de los Trabajadores, que conduce él, y la CTA Autónoma, que lidera Pablo Micheli, resolvieron un paro para el mes que viene, además de “un fuerte apoyo a los cinco gremios nacionales docentes, para que el Gobierno llame a la paritaria nacional”.
Asimismo, participarán de la marcha del 7 de marzo al Ministerio de Industria.

En declaraciones a radio Splendid, Yasky cuestionó a la dirigencia de la CGT, al considerar que “está claro que los que planteaban una actitud complacencia ante el Gobierno, esto llevó a un fracaso absoluto” porque “las condiciones económicas se han agravado”.
Para el gremialista, “hay una sucesión de compromisos no cumplidos” por parte del Ejecutivo y de los empresarios, por lo que opinó que “en tanto y en cuanto el Gobierno no genere políticas que mínimamente protejan el empleo, esto se va a agravar”.
Al respecto, aseguró que desde las CTA “nunca” creyeron “en el compromiso antidespidos” y advirtió que “se habla de despidos, pero también hay suspensiones” ya que “muchas empresas están aguantando al límite para no despedir”.
En cuanto a la paritaria docente, el dirigente sindical sostuvo que el incremento del 18 por ciento que ofreció la gobernadora bonaerense, María Eugenia Vidal, “son 250 pesos de aumento por cuota” por lo que concluyó que “estamos ante una propuesta que es irrisoria porque estamos hablando de niveles sus subsistencia de vida que tratan de sostener los docentes y es realmente un drama”.
“Es un problema que el Gobierno trate de resolver los platos rotos de una política económica errática, simplemente a base de hundir los salarios”, sentenció el sindicalista, quien aseveró que desde el Ejecutivo “quieren sostener los salarios por debajo del límite de la pobreza”.
En cuanto a la unidad de las CTA, tal como adelantó ayer Micheli, Yasky puntualizó que “cuando se venzan los mandatos, en septiembre de 2018, la conducción va a salir de una mesa unificada” y “a partir de ahí va a haber una sola conducción, funcionando en una sola sede y con un solo estatuto”.
Al respecto, señaló que las dos centrales van “a estar sesionando en forma conjunta”, lo que evaluó como “un paso adelante con respecto al año pasado, que la coincidencia era encontrarnos en las mismas convocatorias”.