Contact Information

El gobierno bonaerense llevará una nueva propuesta de aumento a los docentes para buscar el premio mayor: que el lunes 6 de marzo haya clases en toda la Provincia. Será este mediodía en el ministerio de Economía, con sede en La Plata. Y María Eugenia Vidal pondrá otra vez la primera línea de su equipo para conseguir el resultado: los ministros Hernán Lacunza (Economía); Marcelo Villegas (Trabajo) y Alejandro Finocchiaro (Educiación) insistirán con un esquema que –según pudo averiguar Clarín- contendría estas variables: ajuste de “todos los componentes que integran el sueldo por inflación”; eventual “adelanto a cuenta” hasta esperar los índices de marzo que se conocerán en abril y compromiso de incrementar el Fondo de Incentivo (Fonid) -que la Nación decidió congelar- con recursos propios.
Existen chances de agregar otro apartado en la discusión. Pero, los recursos “son finitos” –argumentó una fuente de la Gobernación- y los funcionarios saben que cada punto procentual de mejora en las remuneraciones del sistema educativo representan casi 7.000 millones de pesos anuales, para el presupuesto provincial. Enfrente, los representantes del Frente Gremial (FEB, Sadop, Suteba, Uda y Amet), más Udocba, esperan “propuestas superadoras” y “decisiones políticas” para destrabar una situación crítica que incluye el anuncio de un paro de 48 horas a partir del próximo lunes, con posible extensión al miércoles 8, en adhesión a la protesta de mujeres. Ayer, Vidal intentó tender puentes más acolchados, en contraste con los duros cruces de la semana. Descartó un eventual decreto para cerrar la paritaria y adelantó que buscarán acordar “aún con el paro de 48 horas anunciado”. Hizo algunas observaciones a su propuesta de “voluntariado”, que había provocado una dura reacción entre los gremios. Volvió a defender el rol de los docentes y aclaró que los voluntaros “no van a reemplazar” a los maestros frente al aula