Contact Information

El empresario Lázaro Báez, detenido desde hace un año por la llamada "ruta del dinero K", fue internado este martes en un sanatorio del barrio porteño de Palermo, tras haber presentado horas antes una arritmia confirmada por los médicos del Servicio Penitenciario Federal (SPF).
Fuentes judiciales y penitenciarias informaron a DyN que el traslado se produjo en horas de la noche desde la cárcel de Ezeiza, donde cumple arresto Báez por disposición del juez federal Sebastián Casanello, hasta la clínica Los Arcos situada en Juan B. Justo entre Paraguay y Guatemala, en el barrio porteño de Palermo.
El empresario kirchnerista salió de la cárcel caminando y fue subido a un camión de traslado y no a una ambulancia, en el cual llegó al sanatorio fuertemente custodiado y acompañado por un medico del SPF, añadieron las fuentes a esta agencia. 

La defensa había hecho hincapié varias veces en la patología del empresario para pedir un arresto domiciliario, que fue rechazado reiteradamente. Consultadas sobre lo ocurrido las fuentes señalaron que desde hacía varios días "no le estaban dando bien los controles".
Desde que fue detenido, el 5 de abril de 2016, el empresario presenta arritmia, hipertensión y un cuadro de diabetes, problemas que son controlados por los médicos de la prisión.
Esta tarde Báez manifestó que no se sentía bien y el médico que lo atiende habitualmente lo revisó y "lo encontró normal", pero de todas maneras dio aviso a los responsables del Servicio Penitenciario, que decidieron realizar un control extramuros al detenido, tras informar lo sucedido al juez Casanello, señalaron las fuentes.
A raíz de las medidas de seguridad que se precisan y la imposibilidad de tener contacto con otras personas, el SPF decidió que el paciente quede internado en la clínica, que pertenece a su prepaga, para poder ser sometido a los chequeos necesarios.