Contact Information

El presidente Mauricio Macri encabezó hoy un homenaje a los policías federales caídos en cumplimiento del deber y entregó la Medalla Púrpura a sus familiares.
La ceremonia de homenaje a los policías y entrega de Medallas Púrpuras a sus deudos, se realizó desde las 11 frente al monumento emplazado en la intersección de las avenidas Figueroa Alcorta y Monroe, en el barrio porteño de Belgrano, donde el jefe del Estado estuvo acompañado por la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich; el jefe de la Policía Federal, comisario general Néstor Roncaglia, y miembros de la plana mayor de esa fuerza.
Allí, Macri dijo que "esta condición de servir incluye un riesgo muy grande. Y en los tiempos que vivimos, son mayores los riesgos. Porque hemos decidido en esta etapa de la Argentina enfrentar a la violencia y al narcotráfico".
"No voy a permitir y voy a a batallar lo que es la naturalización de la muerte de un policía", manifestó. "Cada muerte, cada pérdida es dolorosa y es un llamado a la paz, también", indicó el Presidente.
"No es día de anuncios de reformas. Más allá del dolor, traten de sobreponerse al dolor. Y como argentino, y en nombre de todos ellos, porque me toca ser el Presidente de los argentinos, quiero decirles a todos ustedes "Gracias". Y sepan que queremos seguir trabajando juntos por la tranquilidad del país", cerró el jefe de Estado.
Además de la ministra Bullrich, estuvieron el secretario General de la Presidencia, Fernando De Andreis, y el titular de la Cámara de Diputados, Emilio Monzó.