Contact Information

El presidente Mauricio Macri inauguró hoy obras en la Ruta 8 a la altura de la localidad de Bella Vista, junto a la gobernadora María Eugenia Vidal, y advirtió que "nos han querido resignar a que no podíamos mejorar" como país, pero señaló que "nada es imposible si trabajamos en equipo la Nación, la Provincia y el municipio".
Macri, junto al ministro de Transporte, Guillermo Dietrich, y al intendente de San Miguel, Jaime Méndez -peronista cercano a Cambiemos-, graficó además que "no" se va "a morir sin ver la Ruta 8 con doble mano", al tiempo que aseguró que esta obra "será un cambio definitivo para más de 250 mil personas que usan este corredor permanentemente". El jefe de Estado, en un acto que tuvo un fuerte operativo de seguridad, aseguró que "éste es el granito de arena para 20 años de crecimiento", en el marco de la campaña electoral para las elecciones legislativas del próximo 20 de octubre. 

El mandatario sostuvo que "se trata de que todos creamos que nada es imposible, si trabajamos en equipo, el gobierno nacional, el provincial y el municipal, pensando en lo que es mejor para que esta esperanza crezca y se recupere la esperanza en nosotros".
Asimismo, advirtió que "nos han querido engañar y resignar a que esto era así, y que no iba a cambiar ninguna ruta, ni escuela, cuando todo puede cambiar y mejorar. Este es el granito de arena para 20 años de crecimiento".
Por su parte, Vidal afirmó que los habitantes de la Provincia "vamos a tener la ruta que nos merecemos" y que por tanto, citando al slogan de campaña, "sí se puede, después de décadas las cosas llegan".
La gobernadora, luego de precisar que las obras en la Ruta 8 abarcan a San Miguel, José C. Paz y Pilar, agradeció al Presidente "por todas las obras que está haciendo" en el distrito, al tiempo que destacó que "son más de 30 las rutas que hoy tienen obra en el territorio bonaerense".
"Ya hay 6 mil cuadras pavimentadas nuevas en la Provincia; todo esto alimenta la esperanza de que esta vez, va en serio", concluyó la gobernadora.
El mandatario, tras el acto, se dirigió a la Casa Rosada par mantener reuniones de coordinación.