Contact Information

Con el desafío de afianzar la relación bilateral, avanzar en la agenda política común e intentar superar algunos conflictos comerciales que complican las exportaciones agroindustriales argentinas, el presidente Mauricio Macri arribó en la tarde del miercoles a esta ciudad, donde hoy cumplirá con el tramo más importante de su visita oficial a Estados Unidos: mantendrá su primer encuentro directo con su par Donald Trump en la Casa Blanca y se reunirá con influyentes empresarios de la Cámara de Comercio norteamericana.     La cumbre con Trump este mediodía, la primera entre ambos, se inscribe como instancia clave en el objetivo del gobierno argentino de darle continuidad a la agenda bilateral sellada con la gestión anterior de Barack Obama y a la par hacerse de algún guiño político de la administración norteamericana para potenciar definiciones sobre el comercio bilateral, como la reactivación de las ventas de biodiésel y limones, paralizadas desde marzo, y el retorno de la Argentina al Sistema General de Preferencias de EE.UU. En parte, Macri recibió ayer con optimismo una primera señal de la gestión Trump: el anticipo de que hoy se oficializará la incorporación de la Argentina al Programa Global Emptry, destinado a flexibilizar los requisitos para el ingreso de ciudadanos argentinos al territorio norteamericano.      La actividad oficial de Macri se iniciará el jueves con el encuentro con Trump. El jefe de Estado y la primera dama arribarán a las 11.20 (hora local) a la Casa Blanca donde serán recibidos por el mandatario norteamericano y su esposa Melania Trump. El primer tramo de la cumbre consistirá en una conversación a solas entre los dos Presidentes: allí Macri expondrá los ejes centrales de la agenda bilateral, como los conflictos comerciales por las exportaciones argentinas de biodiésel y limones y la suspensión del país del sistema general de preferencias, además de analizar la situación política de Venezuela y la marcha de los acuerdos de cooperación vinculados a la lucha contra el terrorismo y el narcotráfico.       Si bien, más allá del Global Emptry, no se aguardan definiciones concretas sobre las cuestiones más polémicas en materia comercial, en el gobierno argentino se mostraban entusiasmados con sus efectos en el mediano plazo. "Tienen un vínculo personal que posibilita un diálogo más abierto y que representa una gran oportunidad", indicaron cerca del jefe de Estado.     Posteriormente ambos mantendrán un almuerzo de trabajo al que se sumarán Peña, Malcorra, Aranguren, Cabrera, Pompeo y Pérez Gunella, por el Ejecutivo argentino, y por la administración estadounidense, el vicepresidente Mike Pence; el secretario de Estado, Rex Tillerson; el secretario de Comercio, Wilbur Ross; el jefe de Gabinete de la Casa Blanca, Reince Priebus, entre otros funcionarios. La agenda de ese encuentro fue convenida de antemano ayer en una charla personal de Peña con Priebus, señalaron fuentes de la delegación argentina.