Contact Information

Marcos Peña defendió una vez a los funcionarios que quedaron en la mira por tener fondos en el exterior y ser accionistas de cuentas offshore, pero además destacó el rol de Laura Alonso al frente de la Oficina Anticorrupción.
El jefe de Gabinete volvió a remarcar, en diálogo con radio La Red, que no se trata de "casos de corrupción que no se esclarezcan rápidamente".
"El caso Caputo que no hay nada raro, el caso Arribas no hay nada raro, el caso Cuccioli no hay nada raro, el caso de Triaca se aclaró rápidamente y pidió disculpas por lo que fue un error", afirmó.
A saber: el ministro de Finanzas, Luis Caputo, no consignó en sus declaraciones juradas presentadas ante la Oficina Anticorrupción su participación en sociedades offshore; Gustavo Arribas, titular de la AFI, volvió a ser señalado en el marco del Lava Jato brasileño; el nuevo titular de AFIP, Leandro Cuccioli fue señalado por tener la mayoría de su patrimonio en cuentas en el exterior; y el ministro de Trabajo, Jorge Triaca, por el escándalo de su empleada en negro.
"No hay ningún caso de éstos, por que es fácil plantearlo como "los casos" como si fueran equivalentes a los casos de corrupción que hemos visto en Argentina", agregó el funcionario tirándole por elevación a la gestión Kirchnerista cuyos varios de sus exponentes terminaron tras las rejas o tienen causas abiertas en la Justicia.
Peña insistió que "salvo el caso de Triaca que fue una discusión en su función, todos los demás es previo a la función pública y son todos casos que se investigan en tiempo real, cosa que nunca existió en Argentina y donde se demuestra que no hay nada".
En ese sentido, el ministro coordinador no sólo salió a respaldar a los funcionarios que quedaron en la mira a partir de investigaciones periodísticas sobre su patrimonio, sino también que salió a defender el trabajo de la OA.
"Laura Alonso ha hecho un trabajo excelente y no hay ningún cuestionamiento que se base en algún caso, porque todos los casos incluido el del Presidente de la Nación, la Oficina Anticorrupción investigó a fondo sin ningún tipo de condicionalidad con total independencia", sentenció.
La OA viene siendo blanco de las críticas desde la oposición, a raíz de que su titular fue militante y diputada macrista previa a su llegada al organismo que controla la transparencia de los funcionarios.
Días atrás, el presidente del bloque radical, Mario Negri, presentó hoy un proyecto de ley para reformar la ley de Ética Pública con el fin de que la Oficina Anticorrupción (OA) emita dictámenes previos a la asunción de los funcionarios designados, para evitar cualquier conflicto de intereses que pueda afectar al Estado nacional.
Esta mañana, Peña fue rotundo al remarcar el rol independiente de Alonso al frente del organismo. Y sentenció: "Mientras se va trabajando en un proyecto de seguir consolidando la independencia y autarquía de la Oficina Anticorrupción, pero no aceptamos bajo ningún punto de vista que no haya un trabajo autónomo y serio de la OA".
Y dijo que la oficina depende del Estado, que tiene "lógica que sea designado el funcionario".
El jueves pasado, durante la apertura de la sesiones ordinarias en el Congreso, el presidente Mauricio Macri destacó: "Argentina mejoró las posiciones y calificaciones del índice de Transparencia Internacional. Pasamos del puesto 106 al 85 en dos años. Es la primera vez que Argentina mejora 21 posiciones en dos años. Tenemos que seguir trabajando y les pido a todos los poderes y a las provincias que se sumen a esta tarea titánica".