Contact Information

 El presidente Mauricio Macri cruzó hoy con ironía recientes críticas de su antecesora, Cristina Fernández, y afirmó que la precandidata a senadora "debe seguir teniendo un INDEC que le hace" el ex secretario de Comercio Guillermo Moreno "especialmente para ella, para que no tenga nostalgia ni abstinencia".
Al cuestionar una vez más al kirchnerismo, Macri dijo no poder creer que sus postulantes "tengan semejante caradurez" de proponer soluciones cuando durante años "nos mintieron, nos estafaron y no nos dijeron la verdad" y preguntó a ese espacio por qué "en vez de copiar las formas, los discursos y las fotos" de Cambiemos "no dicen la verdad".
A ocho días de las elecciones primarias, el jefe de Estado lanzó un mensaje a toda la oposición: "No nos vengan más con el miedo, súmense a trabajar, a tirar del carro; basta de agresión, somos todos argentinos", advirtió. 

En un dardo que suele destinar al candidato a senador de 1País Sergio Massa, insistió en descalificar a los políticos "ventajita".
"Estamos harto de los ventajitas, de los que se creen los más vivos del barrio", resaltó y pidió a la dirigencia volver "al valor de la palabra".
En un acto de campaña de Entre Ríos y, antes, en diálogo con radio Nacional, Macri pidió el respaldo de la ciudadanía de cara a las PASO y rechazó afirmaciones de Cristina Fernández quien, en un encuentro con jubilados, arremetió con mordacidad contra la Casa Rosada: "Yo no sé dónde están los brotes verdes, debe ser en algún jardín privado de ellos".
Consultado al respecto, el Presidente recurrió a la ironía para replicar a la postulante a senadora por Unidad Ciudadana: "Cristina debe seguir teniendo un INDEC que le hace Moreno especialmente para ella para que no tenga nostalgia o abstinencia".
"Estamos creciendo, así que no es más una cuestión de hacer chistecitos de si en el jardín de su casa hay brotes verdes o no, hay que hablar de la realidad", exigió y confió en "sacarle el enojo a los militantes del kirchnerismo. Yo entiendo que es duro enterarse de la verdad, te golpea".
Macri insistió: "Basta del discurso del miedo porque ese el recurso que han tenido para lograr la resignación en los argentinos".
El jefe de Estado cuestionó que desde el kirchnerismo "nunca pararon y nunca pararán de mentir" y alertó que "aquellos argentinos que están en la discusión política tienen que empezar a acostumbrarse a hablar con datos verdaderos".
En el Club Central Entrerriano, tras recorrer el Parque Industrial Gualeguaychú, donde fue recibido por el intendente kirchnerista Martín Piaggio, Macri acusó a los gobiernos anteriores de "poner parches que ocultan mentiras" y abogó por "construir un país sólido".
"No voy a parar porque mi tarea es cuidar y velar para que todos los argentinos tengan una oportunidad", añadió y reiteró que en la Argentina "las obras nunca más serán sinónimo de corrupción. Eso se acabó".
Y, planteó: "19 meses para hacer todo lo que tenemos que hacer es poco tiempo, este es un camino largo".
"El 13 (de agosto) tenemos una gran oportunidad, la oportunidad de ratificar que este cambio que hemos decidido, el camino que tomamos -que es un camino largo- es el que nos lleva a ese lugar donde podamos proyectar nuestras vidas", destacó.