Contact Information

Donald Trump tiene en sus manos toda la información sobre los 35 millones de dólares que la compañía brasileña Odebrecht pagó en coimas para acceder a las obras públicas que se licitaron durante los dos mandatos de Cristina Kirchner. Trump está dispuesto a entregar la información al gobierno de Mauricio Macri y ordenó a su fiscal general Jeff Sessions que diseñe un acuerdo bilateral que permita remitir a la justicia federal "un anexo sellado" con los nombres de los funcionarios, intermediarios y empresarios que se beneficiaron con los fondos oscuros que usó Odebrecht para construir en la Argentina. Sessions recibirá al ministro de Justicia, Germán Garavano, en su despacho ubicado a siete cuadras de la Casa Blanca, donde iniciarán una ronda de consultas para ejecutar la instrucción que ya asumió Trump. Si la decisión del presidente de los Estados Unidos no tropieza con ciertos obstáculos legales y la reticencia del FBI para entregar información calificada a los jueces de Comodoro Py, el dossier Odebrecht podría aterrizar en Buenos Aires antes de los comicios de octubre. La cita entre Garavano y Sessions está prevista para las 15:30, hora de la Argentina. Será un encuentro corto, que estuvo a punto de naufragar por la voluminosa agenda del anfitrión. Una orden directa de la Casa Blanca confirmó la entrevista de Garavano, que llegará al Departamento de Justicia acompañado por los secretarios de la cartera de Seguridad, Eugenio Burzaco y Gerardo Milman. El fiscal general –ministro de Justicia en nuestra nomenclatura burocrática—es un personaje muy controvertido en Washington. Durante la administración de Ronald Reagan fue propuesto como magistrado en Alabama, pero su nombramiento fracasó por sus comentarios racistas. Y ahora está bajo fuego del partido demócrata y los principales medios americanos por su peculiar participación en la denominada Trama Rusa, una compleja causa judicial bajo investigación del FBI que intenta develar si hubo un acuerdo secreto entre Trump y Vladimir Putin para evitar que Hillary Clinton triunfara en las elecciones presidenciales.