Contact Information

Cristina Kirchner apeló ante el juez Claudio Bonadio su procesamiento por traición a la Patria, encubrimiento agravado y estorbo de un acto funcional, todo vinculado al pacto con Irán como supuesto beneficio para los acusados del atentado de la AMIA. Según la justicia, la ex Presidenta y sus funcionarios diseñaron un "plan criminal" para "dotar de impunidad" a los iraníes responsabilizados de la voladura de la mutual judía. Cristina también apeló la prisión preventiva y el embargo de 50 millones de pesos trabado. La defensa a cargo de Alejandro Rúa, que también representa a Héctor Timerman, apeló el procesamiento del ex canciller y el rechazó al pedido de excarcelación.

"Se trata de un procesamiento arbitrario donde el juez se arroga el papel de desequilibrado
 legislador y no se siente limitado por el orden jurídico. Y en donde por lo demás se construye aviesamente una hipótesis acusatoria con el único fin de aplicar a nuestros asistidos la calificación legal más insólita. El caso de la imputación por traición a la patria, sobre el que se volverá, es el más grave ejemplo", fue lo primero que planteó la ex Presidenta en su apelación.A pocos días de jurar como senadora nacional, el juez Bonadio procesó a Cristina Kirchner, al encontrarla responsable de los delitos de “traición a la Patria y encubrimiento agravado”. Para el juez, la actual senadora impartió las órdenes para beneficiar a los terroristas que causaron 85 muertos y más de 150 heridos en el peor ataque de la historia argentina. Por eso, la procesó en carácter coautora por dichos delitos, la embargó por 50 millones de pesos, solicitó su prisión preventiva y le pidió al Congreso que le quite los fueros para concretar la medida.