Contact Information

El integrante del triunvirato de la CGT Juan Carlos Schmid afirmó hoy que "si el Gobierno no introduce cambios" en su rumbo económico "se arriesga a un grado de conflictividad mayor hacia el futuro", al tiempo que reconoció que "siempre hubo sectores" políticos y sindicales que "apostaron a la especulación política".
"No hay una moneda en el bolsillo del pueblo trabajador y sin eso no hay reactivación", sentenció el gremialista, quien también apuntó contra un sector del empresariado, al que calificó como "un potro difícil de domar".
Luego de la confirmación del paro nacional para el 6 de abril, el titular del Sindicato de Dragado y Balizamiento también cuestionó los datos de empleo difundidos ayer por el INDEC y que muestran una caída del desempleo, al enfatizar que "el supuesto repunte no alcanza a recuperar la caída del empleo estrepitosa de los últimos meses". 

Al respecto, reprochó que según esta estadística "si uno ni siquiera tiene el dinero para ir a buscar trabajo, está computado como una persona que no sale a buscar trabajo", por lo que señaló que "no" comparte "la interpretación de los números que está haciendo el Gobierno nacional" de mejoras en el mercado laboral.
Consultado sobre el cariz político que le imputa el Ejecutivo al paro, respondió que "siempre hubo sectores que apostaron a la especulación política, pero los problemas que están surgiendo están asentados en el reclamo y las necesidades que tiene una amplia franja de la sociedad".
Schmid también vaticinó que "el paro del 6 de abril va a ser de un grado de adhesión muy alto" porque "el Gobierno ha gastado el 30 por ciento de su mandato y los cambios no aparecen".
Ante este escenario, planteó que "si el Gobierno no toma en cuenta o introduce cambios se arriesga a un grado de conflictividad mayor hacia el futuro".
En declaraciones a radio Rivadavia, aseguró que "este año, los sindicatos van a sentarse todos fuertemente argumentando la recuperación de lo que se ha perdido", al tiempo que aseveró que "el núcleo central de los reclamos son legítimos".
"Tenemos que ser el vehículo de la expresión del dolor de la preocupación social, de los desocupados y los que no llegan a fin de mes", sostuvo Schmid, quien insistió en que "el paro por sí solo no constituye ni una alternativa ni un programa económico, eso lo tiene que resolver el Ejecutivo".
Para el gremialista, "todas las protestas y movilizaciones, la movilización del día 7 (de marzo) y el paro nacional son las expresiones del dolor social, ahí es donde aparece la sensibilidad y la muñeca del político".