Contact Information

Ramiro Tagliaferro, intendente de Morón y ex marido de María Eugenia Vidal, habló por primera vez de un hecho de inseguridad que les tocó vivir en 2015, cuando todavía compartía casa con la gobernadora bonaerense. Este fin de semana Vidal dio una entrevista desde su casa en la base aérea de Morón, a donde se mudó poco después de asumir al frente de la Provincia, tras una serie de amenazas y de hechos intimidatorios. "La primera amenaza fue cuando fui gobernadora: entraron al despacho y no pudieron justificarlo. Era un mensaje, fue a los pocos meses de asumir. Después dejaron una bala en el garage de mi antigua casa", dejó saber Vidal en el marco de la entrevista televisiva con Jorge Lanata, en PPT. Fue la primera aparición de la bonaerense desde el predio militar y es a partir de este detalle que Tagliaferro se refirió este lunes en diálogo con radio La Red, a la preocupación que a él y a su ex mujer les genera actualmente la seguridad de los tres hijos que comparten. En esa línea el intendente de Morón se animó a sumar inclusive un episodio que le tocó vivir hace dos años, cuando todavía compartía casa con la gobernadora en el partido San Martín. "A nosotros en 2015 nos interceptaron al cartero y a punta de pistola le pidieron toda nuestra correspondencia", contó el licenciado en Ciencias Políticas y detalló que cuando encontró al trabajador "estaba llorando" por lo que acababa de pasarle. "Lo interceptaron a la vuelta de casa y le pidieron a punta de pistola todas las tarjetas de crédito y cualquier tipo de información que viniera para mi dirección", explicó. "Es algo a lo que lamentablemente como decía María Eugenia ayer un poco nos acostumbramos", había dicho Tagliaferro al comienzo de la entrevista sobre los peligros de la exposición, que hoy aseguró viven "con cotidianeidad".