Contact Information

Florencio Randazzo hizo este miércoles su primera salida de campaña al Conurbano. Se mostró en Villa La Cárcova junto al padre Pepe y acompañado por los tres intendentes más cercanos: Gabriel Katopodis -que ofició de anfitrión, Juan Zabaleta y "Bali" Bucca.
"Nosotros después de escucharte a vos, a sectores que perdieron el trabajo, sentimos la obligación de ser candidatos. Tenemos un compromiso militante y este gobierno es absolutamente insensible", dijo Randazzo, que de ese modo dejó en claro que ya no hay vuelta atrás, jugará en la Provincia.
El ex ministro kirchnerista se dirigió expresamente contra Mauricio Macri. Por eso, demostró que aunque vaya a elecciones primarias para competir con el sector que apoya a Cristina Kirchner adentro del PJ, su campaña será de índole nacional.
El punto débil de la candidatura de Randazzo es, por ahora, la tercera sección electoral. Con 4 millones de habitantes, el ministro debe lograr hacer pie en municipios en los que los intendentes peronistas están encolumnados en el otro espacio del PJ. Sin embargo, la jugada de Randazzo es clara: apuesta a que las contradicciones que se evidenciaron en los últimos días entre los intendentes y Máximo Kirchner -de las que dio cuenta LPO- se terminen de agudizar y exploten.
El resultado sería, como especula el ex funcionario, que terminen en sus filas. Mientras tanto, Randazzo apuesta a seguir sumando dirigentes a su espacio. Con Alberto Fernández como jefe de campaña, sumó luego a Héctor Daer y hasta ayer negociaba con Facundo Moyano, otro pase que ya dan casi por cerrado.