Contact Information

El ex ministro del Interior del kirchnerismo Florencio Randazzo alistó hoy a su tropa al reunirse con una decena de intendentes del interior bonaerense, en el debut de Alberto Fernández como su jefe de campaña, en tanto mantuvo también un encuentro con el jefe comunal de Ezeiza, Alejandro Granados.
Randazzo congregó en sus oficinas del Palacio Raggio, en el microcentro porteño, a una decena de intendentes, como parte de la agenda de encuentros organizada por los jefes comunales Eduardo "Bali" Bucca (Bolívar), Gabriel Katopodis (San Martín) y Juan Zabaleta (Hurlingham), quienes cumplen el rol de "armadores" del espacio.
El cónclave marcó también el debut de Fernández como "jefe de campaña" del ex funcionario, luego de la cita de este martes en la que ambos acordaron trabajar juntos rumbo a las PASO del peronismo. 

"Tenemos mucho entusiasmo, decisión y firmeza", sostuvo Fernández en declaraciones a DyN y agregó que el espacio tiene por delante la "tarea de construir y convocar a otros". Al respecto, evaluó que "hay muchos que no entienden cómo se ordena esta interna, porque algunos especulan con quién se presenta o quién deja de presentarse, pero nosotros estamos muy convencidos de que queremos representar otra forma de encarar la política en la Provincia y construir con una amplitud que el peronismo ha perdido en los últimos años".
"No es nuestro objetivo juzgar el pasado, pero sí ser conscientes y asumir un debate que analice las cosas que se han hecho mal y que determinaron el triunfo" del presidente Mauricio Macri, añadió.
En ese sentido, Fernández desestimó la intención del PJ y La Cámpora de conformar una lista de "unidad" para octubre, al advertir que "no vamos a aceptar cosas que no queremos aceptar. Cuando hay tanta crisis sobre la representatividad de muchos, se resuelve con la participación de la gente y el voto ciudadano", advirtió.
La reunión, de la que participaron los intendentes de Salto, Colón, Alberti, General Paz, Hipólito Yrigoyen, Guaminí, González Chávez y Monte Hermoso, tuvo como objetivo puntear las adhesiones en los distritos de cara a la conformación de las listas locales. "Que vinieran diez ya era un éxito", admitieron a DyN desde el randazzismo en referencia a la convocatoria de la jornada, al apuntar que el Frente para la Victoria "está jugando mal para que los intendentes no vengan, los llaman y presionan. Hubo dudas la semana pasada, pero ahora se puso todo en marcha", graficaron.
En tanto, desde el entorno de Granados, quien se reunió antes con Randazzo, apuntaron que "sigue muy cerca" de la gobernadora bonaerense, María Eugenia Vidal, aunque aclararon que tampoco puede descartarse un "acuerdo" en el largo plazo.