Contact Information

El jefe de Gobierno Horacio Rodríguez Larreta se sumó a los recortes en la administración pública que llevan a cabo Mauricio Macri y María Eugenia Vidal y puso un tope a los sueldos y hasta reducirlos en caso de que excedan lo que cobra un ministro porteño.

Según publica el diario La Nación, desde el 1° de enero ningún funcionario de la administración porteña podrá cobrar más que el sueldo bruto de un ministro, que era de 166.308 pesos en octubre último.La decisión,se materializó el martes último con la publicación en el Boletín Oficial porteño del decreto 446/17, que establece en su artículo primero: "Ninguna autoridad superior que preste servicios en el ámbito de la Administración Pública, incluyendo sus reparticiones centralizadas, descentralizadas o entidades autárquicas o los presidentes de los directorios que ejerzan funciones ejecutivas, o el personal jerárquico de las Sociedades del Estado o Sociedades Anónimas con participación estatal mayoritaria donde el Gobierno de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires sea accionista mayoritario, podrá percibir una remuneración y/o contraprestación bruta total, bajo cualquier modalidad o concepto, superior a la remuneración bruta que, de acuerdo con lo determinado por el Decreto N° 363/15 y modificatorios, corresponda percibir al cargo de autoridad superior del Poder Ejecutivo que se determine como equivalente".
Tanto Larreta como su vicejefe Diego Santilli cobran un sueldo bruto de 133.308 pesos, es decir, 30 mil pesos menos que los ministros.

También aclara que, dentro de este grupo, habrá excepciones "dispuestas en forma conjunta por el Ministro de Hacienda y Jefe de Gabinete de Ministros, hasta un límite del cincuenta por ciento (50%) de la remuneración bruta mensual que legalmente corresponda percibir al cargo de Ministro del Gobierno de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires".En el caso de que algún funcionario cobrase más que un ministro, los sueldos deberán reducirse en el comienzo del año próximo con un máximo del 20 por ciento. Si con esta reducción aún siguiera cobrando un salario mayor al de un ministro, ese sueldo se mantendrá fijo hasta que, con los próximos aumentos, el sueldo del funcionario de primera línea lo iguale o supere.
En números, esto significa que el Gobierno gastará $ 470 millones menos el año próximo pues generará un ahorro de 158 millones de pesos mientras que mediante la eliminación de 116 puestos cargos políticos -29 de autoridades superiores y 87 autoridades medias- se ahorrarán otros $200 millones

.