Contact Information

En el sector más opositor de la CGT creen que la reforma previsional se convertirá en ley esta tarde/noche y por eso, más allá de participar de la movilización (con incidentes) que rodea al Congreso para presionar a los diputados, ya trabajan para concretar una huelga viernes.
Ayer, luego de una sorpresiva conferencia de prensa, la central sindical convocó a una marcha para este jueves a las 14 y a paro nacional para el día siguiente. La medida, de todos modos, estaba (y está) supeditada a lo que pasara con el proyecto.
Los sectores de los Gordos y los "independientes" se oponen a la huelga. Los bancarios y moyanistas la apoyan. Por eso, esta tarde seguían las dudas por el impacto. Sobre todo, cuando seguían los incidentes en los alrededores del Congreso mientras los diputados levantaban la sesión.

El comunicado lo firma Francisco "Barba" Gutiérrez, kirchnerista de la UOM y ex intendente de Quilmes. Es el secretario de Interior de la CGT. En el texto, y respecto a la marcha de esta tarde, "la Secretaría recomienda arbitrar las medidas necesarias para que, en caso de no concurrir a la Ciudad se realice tal movilización en las principales plazas o lugares que sean pasibles de representación popular el día jueves 14/12 a las 14 horas".Una circular interna que repartieron a las "Delegaciones Regionales" muestra hasta dónde buscan avanzar. Tanto, que se invita a "realizar un informe sobre los alcances del PARO GENERAL del día VIERNES 15 DE DICIEMBRE, pudiendo aportar registros fotográficos". Es decir, se preparan para medir el impacto del paro.
En sectores sindicales aseguran que Gutiérrez no es representativo de la central.