Contact Information

Carlos Kirchner, primo del ex presidente Néstor Kirchner, continuará preso. La Cámara Federal porteña rechazó la excarcelación del ex funcionario del Ministerio de Planificación Federal que quedó detenido el 22 de diciembre por orden del juez Julián Ercolini al considerar que buscó eludir medidas cautelares de la justicia, maniobras de lavado de activos, una “descapitalización” de su patrimonio.
El ex subordinado de Julio De Vido se encuentra procesado por asociación ilícita y administración fraudulenta en la causa que investiga el direccionamiento de la obra pública a favor de Lázaro Báez.

"Carlos Kirchner habría querido desprenderse de una parte de su patrimonio, para evitar que el mismo fuera cautelado en la presente investigación", señala la resolución de los camaristas.Cuando lo mandó a detener, Ercolini coincidió con el planteo de los fiscales Gerardo Pollicita e Ignacio Mahiques. Ellos señalaron que, a raíz de movimientos de dinero después de quedar imputado y de otras operaciones financieras en el país y en el exterior que se mantuvieron aún estando procesado, "Kirchner podría entorpecer la investigación y fugarse" por lo que "amerita el encierro preventivo".
Además, entendieron que los distintos actos llevados a cabo por Kirchner "presentan como común denominador la circunstancia de ser actos de carácter patrimonial, que fueron realizados luego de tomar conocimiento de que se encontraba formalmente imputado en la presente, por una maniobra que habría ocasionado un significativo perjuicio patrimonial al Estado".
Respecto a su patrimonio y el planteo del juez Ercolini de buscar "descapitalizarlo", los camaristas señalaron que se buscó "evitar que el mismo pudiera ser objeto de cautela" y señalaron que la conducta "interfiere con los fines del proceso, el cual no sólo apunta a establecer la verdad material sobre una hipótesis delictiva y a determinar la eventual responsabilidad de los imputados", y por otro lado, "lograr el recupero de activos y la reparación del daño causado por el delito".
La causa en la que se detuvo a Carlos Kirchner es en la que junto a Cristina, Julio De Vido, José López, Báez y otros se encuentran procesados por asociación ilícita y defraudación al Estado, al favorecer al empresario K con 52 contratos viales por 46.000 millones de pesos.
En dicho expediente, se le trabó a Carlos Kirchner un embargo de 10.000 millones de pesos. Ocupaba el cargo de subsecretario de Coordinación de Obra Pública.