Contact Information

El ministro de Seguridad bonaerense, Cristian Ritondo, volvió hoy a criticar a los intendentes que inscribieron sus nombres en patrulleros y acusó a la jefa comunal de La Matanza, Verónica Magario, de "mentir" para justificar esa medida, mientras la alcaldesa le reprochó a la gobernadora María Eugenia Vidal "no aportar" en seguridad.
"La lucha contra la inseguridad merece respeto y nosotros creemos que no tiene ni nombre, ni apellido, ni color político; los patrulleros son de la gente", lanzó Ritondo.
Por su parte, Magario sostuvo que el gobierno bonaerense no está "aportando" fondos suficientes para la "seguridad, salud y educación" en el distrito, además de afirmar que los funcionarios provinciales "trabajan muy mal y no resuelven absolutamente nada". 

Ritondo apuntó que Vidal puso a disposición el año último un total de "3 mil millones de pesos para los municipios en un fondo de fortalecimiento para la seguridad, y 2.600 millones que fue la inversión más grande que se hizo para equipamiento".
En ese marco, advirtió que Magario "miente" cuando argumenta que desde la administración provincial "no se le dio nada" para reforzar la seguridad en el distrito.
"El año pasado recibió 239.109 millones de pesos del fondo de fortalecimiento que dispuso la gobernadora y, si hubiera querido comprar patrulleros, compraba 400 camionetas 4×4 Toyota blindadas y equipadas o 646 Etios, que son los otros vehículos que se usan, también blindados y equipados", alertó Ritondo.
"Ese personalismo de que "El Estado soy yo" es de otra época. Si la gente lo paga con sus impuestos, no es de ninguno", amplió.
Magario, quien recibió duras críticas desde diversos sectores al inscribir su nombre y apellido en las puertas de 40 patrulleros policiales, admitió su disposición a retirar esa identificación para no profundizar la controversia.
"Estamos dispuestos a cambiarlo, no queremos que esto genere más polémicas, pero lo que necesitamos es que vengan los patrulleros y los agentes que corresponden y que se tome consciencia de que el gobierno provincial no está aportando no sólo en seguridad, sino en salud y educación", aseveró.
La también presidenta de la Federación Argentina de Municipios (FAM) se quejó de que a Vidal la vio "hace un año por última vez" y a partir de ahí, dijo, "nunca más" le "atendió los teléfonos", derivándola a otros funcionarios provinciales.
"El año pasado la gobernadora compró mil móviles para la Provincia y a La Matanza no le destinó un solo patrullero, no se han entregado los chalecos. Los policías están a "chaleco caliente", que es transferir el chaleco que uso yo al próximo agente que toma el siguiente turno", denunció.
Asimismo, Magario se defendió de los cuestionamientos al asegurar que el ploteo de los patrulleros "no tuvo intención de ser marketinero" sino de que los vecinos supieran que "los compró el municipio en este período".
La polémica por los vehículos ploteados estalló este martes, cuando trascendieron fotos de patrulleros de La Matanza con el nombre de Magario, además de imágenes de vehículos similares en José C. Paz, con la identificación del intendente Mario Ishii, y de varias camionetas de la Dirección de Zoonosis de Vicente López, municipio a cargo del oficialista Jorge Macri.