Contact Information

Guillermo Molina, ex secretario de Finanzas de la UOCRA de Bahía Blanca, se presentó esta mañana ante la fiscalía donde está imputado de los delitos de extorsión y asociación ilícita.
Se encontraba prófugo de la Justicia desde la semana pasada, cuando la titular del Juzgado de Garantías 4 Marisa Promé, emitió una orden de detención de 14 ex miembros de la comisión directiva del gremio de la construcción, a pedido del fiscal Gustavo Zorzano.

Junto a un abogado, Molina se puso a disposición de la Unidad Funcional de Instrucción Judicial 10 y tras ser indagado, será enviado a la Unidad Penal 4 de Villa Floresta, donde están detenidos 11 de los ex miembros de la UOCRA bahiense.

 

Todos ellos se negaron a responder preguntas del fiscal Zorzano.
El sábado pasado fue capturado en el paso fronterizo de Pino Hachado, en la provincia de Neuquén, Sebastián Canales, ex vocal del gremio, quien en los próximos días será trasladado a Bahía Blanca y sólo queda por detener a Roberto Ríos.
 
Hasta octubre pasado, Molina era el vocero de la UOCRA, además de desempeñarse como secretario de Finanzas de la comisión directiva que encabezaba Humberto Monteros, a quien el jueves pasado le encontraron más de 5 millones de pesos y 100.000 dólares, en bolsos, en su casa de veraneo en Monte Hermoso.
En agosto pasado, Molina ocupó el tercer lugar en una de las dos listas que compitieron en las PASO de Unidad Ciudadana.
 
Como la nómina que integraba perdió la interna, Molina pasó a ocupar el puesto 12 en la lista de candidatos a concejales del cristinismo, que salió segundo en la elección general e hizo ingresar a tres representantes en el Concejo Deliberante bahiense.