Contact Information

  El fiscal penal Diego Cussel solicitó la elevación a juicio oral y público de la causa contra Milagro Sala por "tentativa de homicidio agravado por precio o promesa remuneratoria en carácter de coautor", informó hoy el Ministerio Público de la Acusación de Jujuy.
La jefa de la organización Tupac Amaru está acusada en esa causa de haber contratado sicarios para asesinar a un dirigente durante un enfrentamiento en 2007 entre dos grupos conocido como "la balacera de Azopardo", en el que resultó herida de gravedad una niña de 11 años.
El Ministerio Público de la Acusación (MPA) jujeño precisó en su página web que el fiscal Cussel formuló el pedido de elevación a juicio ante el juez penal residual Pablo Pullen Llermanos en la causa que tiene a Sala y a otras dos personas procesadas y bajo prisión preventiva. 

"En contestación a la vista que corriera el Juzgado Causas Ley a cargo de -el juez- Pablo Pullen Llermanos a este MPA, es que en fecha 02/10/17, desde la fiscalía se solicitó el cierre de la instrucción judicial y la elevación de la causa a juicio", planteó en el dictamen.
"Consentido el cuadro probatorio reunido, existen suficientes elementos de prueba, exigidos por el Código Procesal Penal, para que los coimputados comparezcan a juicio en el que se decidirá definitivamente las respectivas situaciones procesales", agregó.
La semana pasada, la defensa de Sala presentó una recusación contra el juez Pullen Llermanos y acusó al magistrado, según el escrito, de haber "instigado al detenido Fabián Avila a denunciar a la dirigente social a cambio de otorgarle la libertad".
El 22 de septiembre, en el marco de la presentación del habeas corpus, Avila declaró que cuando estaba en el Servicio Penitenciario apareció Pullen Llermanos y le dijo "que colaborara" en la causa, pero que él le respondió: "¿Por qué iba a decir algo que era mentira?".
En esa causa se investigan los hechos ocurridos el 27 de octubre de 2007 en un enfrentamiento entre dos grupos, en el que al aparecer se intentó asesinar al cooperativista Alberto Cardozo, enfrentado con Sala.
Por ese enfrentamiento, en el que resultó herida una niña, fueron procesados Avila y Jorge Rafael Páes, tanto en primera instancia como por la Cámara de Apelaciones, por lesiones culposas y abuso de armas.
Avila fue detenido en la vía pública, mientras que Páes permaneció prófugo hasta mediados de febrero de 2016, cuando fue arrestado en Salta y trasladado a la provincia.
El juez Pullen Llermanos le otorgó a Páes la prisión domiciliaria y luego dictó su sobreseimiento.
En el marco de la investigación, Analía Tolaba, pareja de Cardozo, denunció que a su marido lo habían torturado y extorsionado para que denunciara a Sala como la instigadora del hecho.