Contact Information

La gobernadora bonaerense, María Eugenia Vidal, estimó hoy que "la inflación" en 2017 "va a ser la más baja de los últimos años" aunque aclaró que "no es la que queremos" y denunció que la Provincia fue gobernada "de manera mafiosa durante décadas" que impulsó a los bonaerenses a votar por un "cambio en el sistema".
Durante un almuerzo organizado por el Consejo Interamericano de Comercio y Producción (CICYP), en un hotel céntrico de esta ciudad, la mandataria defendió su gestión al asegurar que "los resultados van a tardar en llegar, pero estamos convencidos de lo que estamos haciendo".
La gobernadora destacó que en 2015 los bonaerenses "votaron por un cambio en el sistema, en un sistema que gobernó en la Provincia de manera mafiosa durante décadas. Eso no se negocia y sé que eso los bonaerenses no lo quieren negociar, y nuestro compromiso es ser fieles a ese voto". 

"Se acabó la época de líderes iluminados, individualistas, con nombre y apellido; lo que se necesita es un equipo", insistió Vidal.
Además, afirmó que "la inflación" en 2017 "va a ser la más baja de los últimos años" y consideró que "frente a la ansiedad de que los resultados aparezcan rápido me preocuparía que eso pase, porque eso ya nos pasó antes en Argentina, los resultados llegaron rápido y se fueron del mismo modo".
En tanto, la mandataria provincial recordó que cuando comenzó su gestión "no podía pagar los aguinaldos" y que ahora "las deudas se regularizaron, volvimos a ser confiables para los proveedores e intendentes. Hemos tomado deuda gracias a que volvimos a ser confiables".
"Se crearon 150 mil puestos de trabajo, vemos la actividad económica mejor que el cuatrimestre anterior, las exportaciones crecieron, vemos al campo recuperarse, aún con el cambio climático. Pusimos la prioridad en la obra pública", resaltó.
En ese sentido, Vidal remarcó que "los fondos se reparten no por amiguismo sino por coparticipación" y que por ello "no hay un solo distrito que no tenga una obra en desarrollo. No son obras estéticas, son hidráulicas, de cloaca, de agua potable, rutas".
En tanto, sobre el problema de la seguridad Vidal dijo que "es un proceso que va a llevar tiempo", aunque advirtió que en el gobierno cambiaron "las reglas del juego" y que "la decisión del presidente (Mauricio Macri) es no ser parte del delito".
"La primera regla es la decisión del Presidente y de nuestro gobierno de no ser parte del delito. Nosotros no somos parte. No es sólo por la corrupción, sino a no mirar para otro lado, no ser cómplices", agregó.
Por último, apuntó a los empresario que son "bienvenidos" en la Provincia y reclamó el voto de cara a las próximas elecciones legislativas: "Nuestro compromiso es ser fieles a ese voto. Estamos dejando todo en la cancha. Cuando me vaya quiero tener la tranquilidad de que hice todo lo que pude, de que no me quedó nada por hacer", concluyó.