Contact Information

En 2020 producto de la pandemia y la cuarentena,  la asistencia del BCRA al Tesoro Nacional fue récord y superó los 2 billones de pesos. En lo que va de 2021 el ritmo de emisión para cubrir el agujero fiscal es más lento. Sin embargo, ya acumula $ 710.000 millones en concepto de “adelantos transitorios” y “transferencias de utilidades”. Para evitar que esa mega-inyección de pesos en la economía tenga un efecto inflacionario, el BCRA emite Leliqs y Pases (deuda) para absorber los “pesos excedentes”. Actualmente, el stock de pasivos remunerados del BCRA (Leliqs y Pases) llegó a un récord de $4 billones de pesos. En lo que va de 2021 el BCRA le pagó de intereses a los bancos suma $ 730.000 millones.

En 2020,  la pandemia y la cuarentena derrumbaron los ingresos fiscales y dispararon el gasto público para amortiguar el impacto económico en empresas y trabajadores. El “agujero fiscal” se incrementó rápidamente. Esta “brecha fiscal” se cubrió con emisión monetaria del BCRA.

Así, la emisión del BCRA para asistir al Tesoro Nacional llegó a $2.014.000 millones, equivalente al 7,3% del PBI.

En 2021, El BCRA fue más prudente en el primer semestre y emitió sólo $330.000 millones para cubrir el déficit fiscal. Prácticamente, una cuarta parte de lo emitido para el mismo período de 2020. Sin embargo, en julio y lo que va de agosto la combinación de un relajamiento del ajuste fiscal y de flojas licitaciones de deuda por parte del Tesoro Nacional elevó rápidamente ese monto a un total de $ 710.000 millones.

En los primeros 8 meses del año (hasta esta semana), el BCRA emitió $710.000 millones (equivalente a 1,7% del PBI) para cubrir el déficit fiscal (vs $1.512.000 millones en mismo período de 2020). Es decir, hasta ahora emitió un 55% menos que en igual período de 2020.

Te puede interesar:   Industria y construcción arriba del nivel pre-pandemia, pero aún sin salir de la recesión anterior

Miguel Pesce permitió a los bancos colocar su liquidez nuevamente en Leliqs (Letras de Liquidez del BCRA). Esto generó una absorción de pesos “excedentes” por parte del BCRA. Entre enero y agosto de 2021, emitió Leliqs, por sobre las que vencían, por $ 380.000  millones y lo mismo ocurrió con los pases por $ 739.000 millones. Totalizando así una “absorción” de pesos superior a los $ 1.119.000 millones.

Por esas Leliqs el Banco Central paga 38% anual a los bancos, que a su vez pueden así pagar a los depositantes la tasa mínima de 37% –fijada por la autoridad monetaria– para que los depositantes no corran al dólar.

Además, de la esterilización “tradicional” vía Leliqs y pases, el Central también “aspiró” pesos vía la “operatoria del rulo”.

Es decir, a través de las ventas de bonos en cartera del BCRA retiró pesos a la cotización de los “dólares alternativos”. Así, logró “absorber” otros $231.540 millones . La contracara de esa absorción es la venta por cerca de 1.500 millones de dólares de bonos en cartera para lo que va de 2021.

Así, la base monetaria (billetes y monedas en poder del público y en los bancos)  en los primeros 8 meses de 2021 aumentó  20% (tomando promedio mensual). Es decir, cayó en términos reales 7% (descontando la inflación acumulada).

El stock de pasivos remunerados del BCRA (Leliqs y Pases) pasó  de $ 2,8 billones a fin de 2020 a $4 billones al 30/06. Lejos quedaron las promesas de Alberto Fernández de terminar con las Leliqs. Cuando asumió Fernández  el stock de Leliqs (más Pases) era de $ 1.170.000 millones. Es decir, tuvo un incremento de 241% en solo 20 meses de gestión.

Te puede interesar:   Pese al superávit comercial récord, los dólares no quedan en las reservas del BCRA

Con ese elevado nivel de pasivos remunerados la carga de los intereses de Leliqs y pases cada vez se hace más grande. Entre enero y agosto la expansión monetaria por pago de intereses de Leliqs y Pases fue de $733.653  millones.

El año pasado en el mismo período el BCRA había pagado $385.523 millones a los bancos en concepto de intereses de Leliqs y Pases. Actualmente, el pago de intereses de los pasivos remunerados del BCRA es el principal factor de expansión monetaria. – ver gráfico-  

Otro factor expansivo de la base monetaria (detrás de los intereses de Leliqs y Pases) fue la emisión del BCRA que se destinó a comprar dólares en el mercado de cambios para recomponer las reservas netas del BCRA. En total, Banco Central emitió $400.707 millones durante los primeros ocho meses de 2021 para hacerse de divisas en el mercado del dólar oficial.

Con tamaño nivel de pasivos remunerados al BCRA le costara cada vez más “absorber” pesos excedentes sin mover la tasa de interés en medio del clima pre-electoral.

Hasta fin de año se combinan varios factores que deterioran el balance del Banco Central. Sabemos que una vez que finaliza la cosecha gruesa del agro al BCRA se le dificulta mucho comprar dólares en el mercado de cambios. A esto se le suma el típico proceso de “dolarización” de ahorros en los años con elecciones. Por ello, no es posible que el BCRA siga incrementando las reservas netas en lo que queda de 2021.

Además, con un stock de $4 billones de pesos de pasivos remunerados, los intereses de Leliqs y Pases no bajaran de $120.000 millones mensuales. Es decir, una emisión “piso” de $600.000 millones hasta fin de año. A lo que habrá que sumar otros $800.000/$900.000 millones en concepto de asistencia al Tesoro Nacional.

Te puede interesar:   Cómo salir del "dólar electoral": dos escenarios 2022 si no patean el tablero

En pocas palabras, muchos pesos y pocos dólares. Este deterioro en el balance del BCRA puede disparar las expectativas de devaluación. Lo más lógico es que antes de ocurrir un nuevo evento cambiario, El Central suba la tasa de interés para contrarrestar el riesgo de una corrida cambiaria.