Contact Information

Según el informe mensual monetario del BCRA, en noviembre hubo un “mini boom” en el consumo con tarjetas de crédito.

   Las financiación con “ plásticos” registró una expansión -promedio- mensual de 9,6%(sin estacionalidad).  Es un número muy por arriba de la inflación que se espera para el mes (4,7%).

   La reducción de tasas en general y específicamente del programa “Ahora 12 “, sumado a la ampliación del programa en términos de días de vigencia y de rubros alcanzados, posibilitó una suba muy significativa en términos reales.

   El crédito al consumo privado (incluyendo tarjetas, personales y prendarios) arrastra caídas muy fuertes desde mayo del 2018: se encuentra hoy un 40%, en términos reales, por debajo en relación al inicio de la crisis. Semejante derrumbe se explica por el plan de “apretón monetario” (emisión cero) que se aplicó el Gobierno de Macri, dentro del acuerdo firmado con el FMI, desde septiembre del año pasado, que disparó las tasas de interés, para tratar de frenar la corrida de los argentinos al dólar.

   Sin embargo, con las bajas de las tasas de interés que comenzó con el “súper cepo”, en tarjetas de crédito ya nota un cambio de tendencia.

   Alberto Fernández apuesta a profundizar ese cambio de tendencia para potenciar el consumo que tendrá dos motores. La mejora de ingresos, con los aumentos salariales y sumas extra previstas para el sector público y privado en diciembre. Y un fuerte impulso del crédito para empresas (en especial PyMEs) y familias (personales, tarjetas, prendarios) a tasas reales negativas, es decir, por debajo de la inflación.

Te puede interesar:   Sorpresa: qué hay detrás de los últimos datos de recaudación, gasto público y emisión monetaria

Si querés leer más sobre el tema: Las dos prioridades del plan de Alberto Fernández