Contact Information

Según el INDEC, una familia tipo (2 adultos y 2 menores) necesita $ 62.957 mensuales para superar la línea de la pobreza. En abril, la canasta básica total (línea de pobreza) aumentó un 3,4% respecto a marzo, por debajo de la inflación general que fue de 4,1%. Sin embargo, en los últimos 12 meses acumula un incremento de 47,8%,1,5 puntos porcentuales por encima de la inflación general.

La Canasta Básica Alimentaria (CBA), que mide el ingreso necesario para que un individuo se ubique por encima de la línea de indigencia, aumentó en abril pasado un 3,9%, respecto de marzo de 2021.  En el acumulado de los últimos 12 meses la Canasta Básica Alimentaria se encareció 49,1%. Es decir, 2,8 puntos porcentuales por encima de la inflación interanual registrada por el INDEC en el mismo período.

Vale señalar que la remuneración imponible promedio de los trabajadores estables (RIPTE) en marzo pasado (último dato disponible) fue de 75.810 pesos mensuales. Mientras que la “canasta de la pobreza” cuesta casi 63.000 pesos mensuales. Es decir, el promedio de los trabajadores estables apenas cubre el equivalente a 1,2 veces la canasta de la pobreza. Para tener una idea de la magnitud del deterioro del poder de adquisitivo salarial, en abril de 2018 el RIPTE permitía comprar el equivalente a 1,58 canastas básicas totales.

La aceleración inflacionaria, desde octubre de 2020, que está licuando el poder adquisitivo y eleva muy velozmente el monto de la canasta básica alimentaria y la canasta total. Además, se combina en el arranque de 2021 con la eliminación de las partidas del “Gasto Covid” , especialmente del IFE-Ingreso Familiar de Emergencia- que compensaba el ingreso de los sectores más vulnerables. Así, el número de pobres e indigentes es muy probable que en el arranque de 2021 siga incrementándose. Con el “piso” de 42% de pobreza que registró el INDEC en el segundo semestre de 2020.

Te puede interesar:   El Gobierno atrasa el dólar electoral, pero juega a favor la baja del dólar en la región

El salto en la CBA y CBT se produjo por una aceleración mensual del precio de la leche y lácteos (9,3%), aceites, grasas y manteca (7,9%) y pan y cereales (5,7%) en abril pasado (datos de GBA). La inflación de alimentos fue de 4,3% en abril, respecto de marzo. En tanto, se registraron aumentos de 5,1% en transporte y se autorizaron aumentos en los combustibles que impactaron en el costo de vida de los hogares. También aumentó el rubro prendas de vestir y calzado un 6% mensual, respecto de marzo de 2021.

Según los datos del Indec, una familia tipo de cuatro integrantes necesitó en abril $62.957  para poder cubrir la Canasta Básica Total y no caer en la pobreza. Hace 24 meses (en abril de 2019), se necesitaban solo $ 29.493 para superar el umbral de la pobreza. Es decir, la CBT tuvo un incremento de 113,5%. (ver gráfico)

Si comparamos la Canasta Básica Total (CBT), la canasta de la pobreza, contra el Salario Mínimo Vital y Móvil, en abril de 2016 con 1,87 salarios mínimos se podía comprar una Canasta Básica Total. Hace un año (abril 2020) en la pre-pandemia se necesitaban 2,52 salarios mínimos. El mes pasado se necesitaron 2,67 salarios mínimos para cubrir la canasta básica de un hogar con 2 adultos y 2 niños.

Por su parte, una familia tipo necesitó $26.676 para comprar los productos de la canasta básica alimentaria y no ser considerada “indigente”: 14.832 pesos más que hace 2 años  (abril de 2019 ).