Contact Information

Según lo informado por el Ministerio de Hacienda, el déficit fiscal en agosto llegó a $ 89.499 millones. El resultado financiero (contabilizando intereses de la deuda) alcanzó a un déficit de $145.552 millones. En el acumulado de los primeros 8 meses del año, el déficit primario fue de $ 1.134.834 millones.

El gasto público primario en el mes de agosto subió 56,9%, respecto del mismo mes de 2019. Vale señalar que en mayo pasado el ritmo de incremento interanual era de 96,8% . Es decir que bajo 40 puntos porcentuales la expansión del gasto interanual.  El gasto primario pasó de $332.700 millones en agosto de 2019 a $522.000 millones el mes pasado.

Mientras que, en el mismo período, los ingresos totales del sector público crecieron un 24,9%% interanual (en términos nominales). Es decir, tuvieron una caída de 11% en términos reales.

En agosto, el Covid-19 y las medidas de aislamiento obligatorio siguieron impactando en las cuentas públicas. Los ingresos tributarios se vieron afectados por la caída en el consumo y la actividad económica. Sin embargo, el impuesto a los bienes personales, el impuesto PAIS y el impuesto a las Ganancias amortiguaron el impacto.

Descontando la inflación, en términos reales, en agosto los ingresos tributarios cayeron 7,5% interanual.  El impuesto al Valor Agregado (IVA) cayó 20,6% interanual y el “impuesto al cheque” 14,2% interanual, siempre en términos reales.

En agosto, el gasto adicional para amortiguar los efectos de la pandemia –Gasto Covid- que incluye al Ingreso Familiar de Emergencia y al salario complementario -ATP- generaron gastos adicionales por  $116.918 millones, según información de la Oficina de Presupuesto de la Nación.

Te puede interesar:   Dólar: lo que hay que saber en el inicio de otra semana difícil

Si se descuenta el “gasto covid” del gasto corriente, se observa una caída en términos reales de 2,6%. Esta caída del gasto no covid responde en gran parte a la suspensión de la ley de movilidad de los jubilados y pensionados . También a la reducción de la obra pública (gastos de capital) y la caída en términos reales de los salarios de la Administración Publica Nacional

Las velocidades de aumento de las partidas del gasto público son muy heterogéneas.

Las prestaciones sociales (jubilaciones y gasto social), que explican el 60% del gasto operativo total, crecieron a un ritmo de 87,6% interanual. Muy por encima de la inflación acumulada en los últimos 12 meses (40,7%). Sin embargo, las jubilaciones y pensiones contributivas subieron 43,2% interanual prácticamente a la mitad del ritmo que “Prestaciones Sociales”.

En los próximos meses, debido a la suspensión de la ley de movilidad previsional, el gasto en jubilaciones irá corriendo detrás de la inflación y cayendo en términos reales.

Ya para el trimestre septiembre-noviembre de 2020 el Gobierno fijó por decreto que la suba en los haberes jubilatorios será de solo 7,5%.Si no hay nuevas sumas fijas (bonos) para los jubilados, el gasto agregado en jubilaciones caerá en términos reales.

En tanto, los salarios del sector público Nacional solo crecieron al 20,2% interanual en agosto. Es equivalente a una caída del 14,5% en términos reales (descontando la inflación). – ver gráfico-

Por su parte, los “gastos de capital” (obra pública) cayeron 14,4% anual –en términos nominales-. Es decir, tuvieron una caída en términos reales de 39,1% interanual.

Las “Transferencias a las provincias” subieron 80,4% en agosto de 2020, respecto de igual mes de 2019. Se observó un incremento en ritmo de crecimiento de esta partida respecto a julio (que crecía al 61% interanual). Igualmente, en los primeros 8 meses del año aumentaron un 203,7% interanual ($ 144.390 millones adicionales) respecto del mismo período de 2019.

Te puede interesar:   Las últimas cifras de inflación del INDEC, tarifas congeladas y riesgo cambiario

En tanto, los “subsidios económicos” a las empresas de servicios públicos tuvieron una suba de 23,7% interanual,  pasando $34.130 millones  a $ 42.214 millones, debido al “congelamiento” tarifario. El Gobierno ya anunció que continuará hasta fin de año, en los casos de gas y electricidad. Así, en los primeros 8 meses del 2020 el gasto en subsidios económicos se disparó 88,3% interanual.

Si se mantienen en ese porcentaje de aumento en lo que resta del 2020, el gasto en subsidios económicos llegará a acumular $630.000 millones en 2020, equivalente a 2,2% del PBI.

Por último, los pagos por intereses de la deuda subieron 96,4% interanual (nominal). En agosto pasado fueron $ 56.053 millones en comparación con $28.544 millones en igual mes de 2019.

La brecha fiscal se está cerrando muy lentamente. En los próximos meses el Gasto Covid debería ir reduciéndose y los ingresos fiscales repuntando con el proceso de reapertura de la economía .

En la actualidad el “agujero fiscal” se cubre mediante emisión de pesos. En lo que va de 2020, el BCRA ya emitió $1.573.500 millones para asistir al Tesoro Nacional. La asistencia debe ir reduciéndose más rápidamente , ya que con la ampliación de la brecha cambiaria mayor al 80% (entre el dólar oficial y el dólar blue), una señal al mercado de mayor emisión monetaria por parte del BCRA podría disparar aun más a los dólares alternativos y eso potenciaria las expectativas de devaluación y de mayor inflación.

Amílcar Collante