Contact Information

Según lo informado por el Ministerio de Hacienda, el déficit fiscal en agosto llegó a $ 89.499 millones. El resultado financiero (contabilizando intereses de la deuda) alcanzó a un déficit de $145.552 millones. En el acumulado de los primeros 8 meses del año, el déficit primario fue de $ 1.134.834 millones.

El gasto público primario en el mes de agosto subió 56,9%, respecto del mismo mes de 2019. Vale señalar que en mayo pasado el ritmo de incremento interanual era de 96,8% . Es decir que bajo 40 puntos porcentuales la expansión del gasto interanual.  El gasto primario pasó de $332.700 millones en agosto de 2019 a $522.000 millones el mes pasado.

Mientras que, en el mismo período, los ingresos totales del sector público crecieron un 24,9%% interanual (en términos nominales). Es decir, tuvieron una caída de 11% en términos reales.

En agosto, el Covid-19 y las medidas de aislamiento obligatorio siguieron impactando en las cuentas públicas. Los ingresos tributarios se vieron afectados por la caída en el consumo y la actividad económica. Sin embargo, el impuesto a los bienes personales, el impuesto PAIS y el impuesto a las Ganancias amortiguaron el impacto.

Descontando la inflación, en términos reales, en agosto los ingresos tributarios cayeron 7,5% interanual.  El impuesto al Valor Agregado (IVA) cayó 20,6% interanual y el “impuesto al cheque” 14,2% interanual, siempre en términos reales.

En agosto, el gasto adicional para amortiguar los efectos de la pandemia –Gasto Covid- que incluye al Ingreso Familiar de Emergencia y al salario complementario -ATP- generaron gastos adicionales por  $116.918 millones, según información de la Oficina de Presupuesto de la Nación.

Te puede interesar:   ¿Ganó Cristina?: para qué se queda Martín Guzmán, la pelea de fondo por el rumbo

Si se descuenta el “gasto covid” del gasto corriente, se observa una caída en términos reales de 2,6%. Esta caída del gasto no covid responde en gran parte a la suspensión de la ley de movilidad de los jubilados y pensionados . También a la reducción de la obra pública (gastos de capital) y la caída en términos reales de los salarios de la Administración Publica Nacional

Las velocidades de aumento de las partidas del gasto público son muy heterogéneas.

Las prestaciones sociales (jubilaciones y gasto social), que explican el 60% del gasto operativo total, crecieron a un ritmo de 87,6% interanual. Muy por encima de la inflación acumulada en los últimos 12 meses (40,7%). Sin embargo, las jubilaciones y pensiones contributivas subieron 43,2% interanual prácticamente a la mitad del ritmo que “Prestaciones Sociales”.

En los próximos meses, debido a la suspensión de la ley de movilidad previsional, el gasto en jubilaciones irá corriendo detrás de la inflación y cayendo en términos reales.

Ya para el trimestre septiembre-noviembre de 2020 el Gobierno fijó por decreto que la suba en los haberes jubilatorios será de solo 7,5%.Si no hay nuevas sumas fijas (bonos) para los jubilados, el gasto agregado en jubilaciones caerá en términos reales.

En tanto, los salarios del sector público Nacional solo crecieron al 20,2% interanual en agosto. Es equivalente a una caída del 14,5% en términos reales (descontando la inflación). – ver gráfico-

Por su parte, los “gastos de capital” (obra pública) cayeron 14,4% anual –en términos nominales-. Es decir, tuvieron una caída en términos reales de 39,1% interanual.

Las “Transferencias a las provincias” subieron 80,4% en agosto de 2020, respecto de igual mes de 2019. Se observó un incremento en ritmo de crecimiento de esta partida respecto a julio (que crecía al 61% interanual). Igualmente, en los primeros 8 meses del año aumentaron un 203,7% interanual ($ 144.390 millones adicionales) respecto del mismo período de 2019.

Te puede interesar:   Montenegro con Martín Guzmán: dólar tras la elección, reservas y la bomba de Leliqs

En tanto, los “subsidios económicos” a las empresas de servicios públicos tuvieron una suba de 23,7% interanual,  pasando $34.130 millones  a $ 42.214 millones, debido al “congelamiento” tarifario. El Gobierno ya anunció que continuará hasta fin de año, en los casos de gas y electricidad. Así, en los primeros 8 meses del 2020 el gasto en subsidios económicos se disparó 88,3% interanual.

Si se mantienen en ese porcentaje de aumento en lo que resta del 2020, el gasto en subsidios económicos llegará a acumular $630.000 millones en 2020, equivalente a 2,2% del PBI.

Por último, los pagos por intereses de la deuda subieron 96,4% interanual (nominal). En agosto pasado fueron $ 56.053 millones en comparación con $28.544 millones en igual mes de 2019.

La brecha fiscal se está cerrando muy lentamente. En los próximos meses el Gasto Covid debería ir reduciéndose y los ingresos fiscales repuntando con el proceso de reapertura de la economía .

En la actualidad el “agujero fiscal” se cubre mediante emisión de pesos. En lo que va de 2020, el BCRA ya emitió $1.573.500 millones para asistir al Tesoro Nacional. La asistencia debe ir reduciéndose más rápidamente , ya que con la ampliación de la brecha cambiaria mayor al 80% (entre el dólar oficial y el dólar blue), una señal al mercado de mayor emisión monetaria por parte del BCRA podría disparar aun más a los dólares alternativos y eso potenciaria las expectativas de devaluación y de mayor inflación.

Amílcar Collante