Contact Information

El Ministro de Energía Juan Jose Aranguren anunció hoy las subas de tarifas de electricidad, superiores a nuestra previsión. En el Area Metropolitana de Buenos Aires (AMBA), el ajuste consistirá en un aumento promedio ponderado de 113%, distribuido en tres subas en febrero, marzo y noviembre de 35%, 34% y 19% respectivamente.

Desde la consultora Elypsis consideran que esta corrección tarifaria tendrá una incidencia directa de 1.3% en la inflación de AMBA distribuida en 0.4% en febrero, 0.5% en marzo y 0.3% en noviembre. A partir de esto, la suba de precios regulados traerá un rebote transitorio de la inflación en el primer trimestre, postergando nuevas bajas en las tasas del BCRA. Esperando una inflación de 1.7%, 2.0% y 2.0% para enero, febrero y marzo reflejando la suba de la luz. Con estos nuevos números, el cumplimiento de la meta oficial con techo de 17% requiere una inflación promedio de 1.1% para el resto del año.

En sentido opuesto, de ampliarse el índice de referencia a nivel nacional en remplazo del IPC AMBA, el impacto de la suba de gas programada se reduciría. El BCRA definió como su inflación objetivo a aquella de mayor cobertura geográfica publicada por el Indec. De esta manera, de publicarse el nuevo Índice de Precios Nacional –esperado para marzo o abril– se reduciría el impacto de la suba en el gas con respecto al índice actual de AMBA. Este resultado es producto de la menor utilización relativa del gas en el norte argentino en relación al tamaño de su población. De esta forma, la incidencia del orden del 1.1% en AMBA sería, a nivel nacional, de 0.6%. A partir de la combinación de estos dos efectos (mayor aumento en tarifas de electricidad y cambio del índice de referencia) por todo esto, la previsión de inflación para Elypsis en el año 2017 rondara el 20%.